Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Colegio de Médicos recurre la aplicación de la jornada de 37,5 horas

Las 2,5 horas extra no se destinan a hacer más actividad, sino únicamente a ahorrar en nóminas

"La medida repercute negativamente en la calidad asistencial para los pacientes", asegura

Lo denunciaba hace un par de meses la Asociación de facultativos especialistas de Madrid (Afem) y, antes, lo había hecho el sindicato médico Amyts. Aumentar la jornada semanal de los médicos de 35 a 37,5 horas semanales no ha servido para que ofrezcan más actividad a los pacientes, sino únicamente para que la Consejería de Sanidad haya ahorrado dinero en nóminas. Ahora es el Colegio de Médicos de Madrid el que ha decidido recurrir la normativa de Sanidad que "convierte las horas de guardia en jornada ordinaria", según anuncia en un comunicado.

El Colegio ha presentado un recurso por vía judicial, después de interponer uno de alzada por vía administrativa, contra la conversión de las horas de guardia del médico en jornada ordinaria. "La medida, que detrae horas de asistencia efectiva por otras en las que solo se pueden atender urgencias, ocasiona un perjuicio económico para los médicos y repercute negativamente en la calidad asistencial para los pacientes", señala la institución.

La Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem) denunció en febrero que "la Consejería de Sanidad no deja que los médicos trabajen la jornada de 37,5 horas". Esas 2,5 horas semanales de más podrían hacerse por la tarde, abriendo agendas de consultas, realizando pruebas diagnósticas o intervenciones quirúrgicas, decía su portavoz, Fátima Brañas. "Sin embargo, no se nos ha permitido a un alto porcentaje de médicos, concretamente a aquellos que realizamos guardias", añadía. 

Las instrucciones publicadas a principios de este año contemplan, igual que las del año pasado, que los médicos de hospital que hacen guardias no trabajan más horas. Lo que hace la Consejería de Sanidad es considerar como jornada ordinaria parte de las guardias, es decir, no las paga a precio de hora extra como antes. Así consigue ahorrar en nóminas, pero la actividad asistencial de estos facultativos es la misma.

"El Colegio cree que convertir horas de guardia en jornada ordinaria repercute en el médico, al que se le baja de forma efectiva su salario y se le consideran como ordinarias horas extraordinarias como los festivos o la nocturnidad", asegura la institución que agrupa a los facultativos madrileños. "Asimismo, afecta a los pacientes, que ven rebajadas las horas en las que su médico le puede prestar asistencia, ya que durante las horas de guardia los recursos son reducidos y solo se atienden casos urgentes, y no hay asistencia ordinaria reglada, como consultas, pruebas o cirugías programadas", añade el Colegio. "La medida, por tanto, no redunda en absoluto en una mayor calidad asistencial", concluye.  

Por otro lado, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid ha convocado para el domingo 21 de abril una nueva 'Marea Blanca' en protesta por los planes de privatización de la gestión de centros sanitarios incluido en el Plan de Sostenibilidad de la Consejería de Sanidad. Según informa la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública en un comunicado, cinco columnas partirán desde diferentes hospitales de la región para confluir en Cibeles a las 12 horas con intención de concluir la marcha en la Puerta del Sol sobre las 15 horas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram