Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda admite que no ha habido desviaciones en la gestión socialista

Mendia exige a Urkullu que “pida perdón de forma pública” por engañar

La ex portavoz del Gobierno del PSE, Idoia Mendía en la sede socialista
La ex portavoz del Gobierno del PSE, Idoia Mendía en la sede socialista

La auditoría con la que amenazó el PNV al PSE después de lo que calificaron como “desastrosa” gestión de los socialistas, se quedó, a la primera de cambio en un informe, y ayer, este informe coproducido con la auditora ATTS, se convirtió en un documento sin salvedades. El consejero de Hacienda, Ricardo Gatzagaetxebarria reconoció que no ha habido “desviaciones” en las grandes cifras de la gestión del anterior Gobierno, como la deuda de 6.580 millones de euros, salvo quizás que el gasto comprometido el Gobierno del socialista Patxi López en 2012 para 2013 que asciende a 1.526 millones de euros, (la cifra se eleva hasta los 3.404 millones contando ejercicios posteriores).

“La cantidad comprometida no es especialmente alta en comparación con los números habidos en cierres de otras legislaturas” precisó el consejero, lo que la “hace especial” es que el PSE mantuviera esa estrategia pese a la crisis. La portavoz del PSE-EE, Idoia Mendia, exigió al lehendakari nada más conocer ese dato, que pida perdón por haber engañado intencionadamente durante muchos meses a la ciudadanía vasca “diciendo falsedades” de manera orquestada con el resto de miembros de su equipo, sobre las cuentas del gobierno liderado por Patxi López.

"Todos los datos que

habíamos dado eran buenos"

En una declaración remitida por el PSE-EE, Mendia dejó claro que “todos los datos que habían dado a conocer el lehendakari López y el consejero Carlos Aguirre” eran ciertos y consideró que el actual Gobierno se podía haber ahorrado los 25.000 euros que le ha costado el encargo. La portavoz parlamentaria del PP vasco, Arantza Quiroga, pidió al Gobierno vasco que se deje ayudar y sea “consciente de su situación de minoría”. Según dijo están dispuestos a ayudarles si sirven para “afrontar la crisis y no para apuntalar proyectos soberanistas”.

Quiroga censuró que un Gobierno “en minoría como el del PNV, no haya dado más información a los grupos parlamentarios, sabiendo que necesita de su apoyo”. Para EH Bildu el proyecto presupuestario “no responde a la actual situación de emergencia ni sirve para reactivar la economía”. En una nota, censura especialmente el recorte en más del 25% en departamentos como Empleo y Políticas Sociales, y Desarrollo Económico y Competitividad. El presupuesto se votará el próximo día 10 de mayo en la Cámara de Vitoria.