El centro de arte Montenmedio entierra a Franco y su caballo

Fernando Sánchez Castillo exhibe en Vejer su obra ‘Pacto de Madrid’

‘Pacto de Madrid’, de Fernando Sánchez Castillo.
‘Pacto de Madrid’, de Fernando Sánchez Castillo.

Desde hace unos días Francisco Franco y su caballo están semienterrados en la dehesa de Montenmedio. La Fundación NMAC de Arte Contemporáneo exhibe estos días la obra Pacto de Madrid. Su autor, el madrileño Fernando Sánchez Castillo, quiso representar en una estatua de bronce uno de los episodios históricos que marcaron la relación de la dictadura española con el gobierno de Estados Unidos. Y eligió la figura de Franco y su caballo cubierta de tierra. Tras exhibirse en numerosos países, ahora recala en este centro cultural al aire libre en Vejer (Cádiz).

El pacto de Madrid supuso la aceptación de España en la ONU en 1953, llevó al envío de alimentos, sobre todo, leche en polvo. Y también abrió paso a la instalación de las bases militares norteamericanas en territorio español. Sánchez Castillo planteó, 50 años después, su obra como una representación abierta a la interpretación. Podía entenderse como una excavación arqueológica, la Historia que emana de la tierra; o como un enterramiento a punto de culminarse. El principio y el final de esta historia lo debía poner el espectador. No es la única vez que el autor se ha servido de imágenes de Franco o de objetos relacionados con él para hacer arte. Un arte, que, en su concepto, hace reflexionar sobre el peso del pasado, la censura y la libertad.

La obra viajó por muchos países. En algunas de estas exhibiciones, viajaba cargada de arena e incluso de lotes de leche en polvo que el público se podía llevar. Las salidas al exterior eran premeditadas. De hecho, el artista comparó el traslado de su estatua por el extranjero con la incapacidad de Franco para viajar fuera de España más allá de su visita a la ciudad fronteriza de Hendaya para entrevistarse con Hitler. Ahora la incorporación de la obra a la Fundación NMAC, con forma de préstamo por parte del artista, va a facilitar que su departamento educativo pueda desarrollar varias actividades pedagógicas en los centros escolares dedicando un apartado especial a este momento histórico.

No es la primera vez que Sánchez Castillo está en Montemedio. Suya es una de las obras emblemáticas que han marcado la historia de este museo al aire libre de arte contemporáneo: la fuente de agua hecha con un camión antidisturbios hundido en el lago de la fundación. Su objetivo entonces fue convertir un instrumento de represión y poder en un objeto estético y decorativo. La fuente ya no está y la estatua semienterrada de Franco supone el regreso de su autor a la fundación en una especie de metáfora del tiempo y el arte. Mientras se hunde la estatua de Franco, emerge el talento de Sánchez Castillo otra vez en Montenmedio.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50