Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía investiga a Repsol por una fuga de 6.000 toneladas

La fuga ocurrió a finales de octubre al resquebrajarse una cañería subterránea a través de los poros generados por corrosión

La Fiscalía de Tarragona y los Mossos d’Esquadra investigan una fuga en la refinería de Repsol de Constantí (Tarragonès) de entre 4.000 y 6.000 toneladas de nafta, una fracción ligera del petróleo obtenida en la destilación de gasolina. La fuga ocurrió a finales de octubre en las dependencias de Repsol al resquebrajarse una cañería subterránea a través de los poros que se generan en ellas por corrosión.

Un portavoz de la compañía sostiene que durante estos meses han trabajado sobre el terreno y que el producto está confinado. Sin embargo, ahora se está analizando si parte de la nafta vertida se ha filtrado a través del subsuelo a pozos y acuíferos de las tierras aledañas. Algunos agricultores han alertado a las Administraciones y a la compañía tras haber “olido” a hidrocarburos en sus depósitos de agua.

La Dirección General de Calidad Ambiental de la Generalitat ha abierto un expediente de responsabilidad ambiental a Repsol Petróleo, informan desde el Departamento de Territorio y Sostenibilidad. También ha abierto un expediente a la compañía Agencia Catalana del Agua (ACA), que está realizando un seguimiento de la fuga. Repsol, a quien la fiscalía aún no ha requerido documentación, explica que sus técnicos se movilizaron rápidamente tras detectar la pérdida de producto y alertaron al ACA.

Toneladas de nafta

La compañía ha perforado en los últimos meses nuevos pozos en los terrenos afectados para controlar las toneladas de nafta vertidas. Sin embargo, los agricultores, cuando inicien el próximo mes el riego de sus cultivos, en su mayoría avellanos, no podrán verter sobre ellos el agua desde sus canalizaciones habituales. “No nos enteramos de nada cuando ocurrió, lo hemos sabido porque están mirando los pozos y acuíferos”, explica Climent Gavaldà, presidente de la Comunidad de Regantes de las Huertas del río Francolí.

Gavaldà cuenta que Repsol en las próximas semanas se hará cargo del agua de los agricultores. Según explica, la compañía petrolífera la hará llegar a través de una empresa, Itasa, quien enlazará una tubería alternativa a la instalación de riego. La nafta es uno de los productos más empleados en la refinería de Repsol en Tarragona y sirve de materia prima en productos como bolsas de plásticos, calzado o colchones.{Entradilla}