Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo avanzar en servicios sociales en plena crisis

El año clave es 2016, cuando deberá estar en marcha la universalización del sistema de servicios sociales. Hasta llegar a ese punto, y desde que en 2008 se aprobara la ley que establece estos derechos, Euskadi habrá transitado por una de sus peores crisis económicas en paralelo a la concreción de este sistema.

El consejero Juan María Aburto explicó ayer cómo afrontará el proceso de desarrollo de la ley, que pese a los pasos dados la pasada legislatura tiene pendientes puntos cruciales: la financiación y la cartera de servicios, cuya aprobación se supeditó a la disposición económica. Aburto apostó por “no mermar” lo recogido en la ley, pero resaltó que urge aprobar la cartera en los próximos meses “con el compromiso de revisión a dos años”.

También reclamó hablar de fiscalidad para sostener los servicios sociales. Sobre el copago en este ámbito, aún sin aprobar, indicó: “Nadie se va a quedar sin un servicio por no poder pagarlo y nadie va a tener más servicios por tener más dinero”. Aburto se comprometió a extender esta legislatura la teleasistencia al 100% de los demandantes y destacó que en el espacio sociosanitario se creará una cartera de servicios propia y un historial clínico integrado con información de ambas ramas. Además, seguirá en marcha el programa Etxean Ondo.