Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Necesidad “urgente” de abordar la ultraactividad

El consejero de Empleo, Juan María Aburto, calificó ayer como “urgente” que se aborden las consecuencias de la reforma laboral, especialmente la ultraactividad (prórroga automática de los convenios), a través del diálogo social ante la cercanía de la fecha en la que se empiece a aplicar esta medida que tire “por la borda” los derechos laborales de miles de trabajadores que no renueven sus convenios.

Todo porque con una Euskadi en la que, tal y como explicó el consejero, se ha mantenido la cohesión social a pesar de la crisis, se puede “estar en una situación complicada” desde ese mismo punto de vista con la supresión de la ultraactividad que recoge la reforma laboral. Un cambio que a partir de julio supondrá limitar las prórrogas de acuerdos entre trabajadores y empresas por solo un año, tras lo cual pasarían a regirse por los convenios provinciales o el Estatuto de los Trabajadores.

Aburto mostró igualmente su disposición de atraer a todos los sindicatos a las mesas de diálogo. Es “urgente recuperar el acuerdo social”, señaló, “aunque sean mínimos” porque “tal vez no sea el mejor momento para encontrar consensos de calado”. El consejero anunció una nueva ley de Empleo cuyo contenido no concretó y apuntó a otra posible reforma de la ley de cooperativas.