Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sergas aplaza el pago de facturas a farmacias y las aboca a pedir créditos

La Xunta desplaza los pagos de un año a otro para “maquillar las cuentas”

Medicamentos a la venta en una farmacia de Santiago.
Medicamentos a la venta en una farmacia de Santiago.

Los farmacéuticos de Galicia cobrarán nuevamente tarde. El Servizo Galego de Saúde (Sergas) pagará el 60% del coste de los medicamentos dispensados con receta en las farmacias gallegas el pasado mes de diciembre con, al menos, 45 días de retraso. En la provincia de A Coruña, la demora corresponde a facturas del mes de noviembre. No es la primera vez que sucede. También se produjeron retrasos puntuales durante gobiernos anteriores, aunque el Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo ha convertido esta práctica en algo habitual cada final de año.

En diciembre de 2011 las farmacias tampoco cobraron en plazo. El Sergas llegó a deber más de 66 millones de euros, solo de medicamentos recetados ese mes. Tras diversas reuniones con los colegios profesionales del sector, se acordó solventar la deuda en seis plazos transfiriendo 11 millones al mes hasta junio del año siguiente. A causa de los retrasos, las aproximadamente 1.400 farmacias que operan en la comunidad se ven obligadas a pedir créditos bancarios para afrontar los pagos a proovedores. Y además deben asumir los intereses impuestos por los bancos a cambio del crédito necesario para sufragar el coste de los medicamentos financiados por la sanidad pública que el Gobierno gallego les adeuda.

Siendo conselleiro de Sanidade José María Hernández Cochón, durante el mandato de Manuel Fraga, también se produjeron retrasos en dos facturas. Sucedió en una sola ocasión. El convenio firmado en aquella ocasión con los farmacéuticos permitía solicitar créditos bancarios sin intereses a cambio de retener los fondos transferidos desde la Administración durante más días. Pero el convenio que está en vigor actualmente no recoge ninguna medida similar y ahora las farmacias asumen íntegramente el coste extraordinario de los retrasos que, según algunas fuentes del sector, es intencionado.

Estas fuentes afirman que Sanidade “presupuesta siempre a la baja” y a final de año “se queda sin liquidez” para afrontar los pagos. “Solo asignan fondos para 11 meses y dejan el pago de diciembre para los presupuestos del año siguiente” apuntan. El “truco contable” permite desplazar los pagos de un año a otro para “maquillar las cuentas públicas a costa de lo que nos deben”, explican.

Los profesionales afrontan los intereses de los pagos a proveedores

De hecho, buena parte de los desplazamientos de facturas realizados por la Xunta para cumplir con el techo de déficit autonómico destapados en informes oficiales del Consello de Contas corresponden a pagos sanitarios. En 2009 la Xunta desplazó de forma irregular 70 millones de euros del Sergas al año siguiente. Otros 188 millones del Sergas fueron desplazados hasta 2011 de modo anómalo según Contas. Feijóo reconoció en octubre ante los medios de comunicación que su gobierno desplazó facturas “del año 2008 al 2009 y de 2009 a 2010 y de 2010 a 2011”. “Siempre hay desplazamientos de facturas. Cuando son cuantías que la Xunta acepta, no hace alegaciones. Cuando no las acepta, sí las hace", matizó el presidente.

La consellería se queda

siempre a final de año

sin liquidez

Contas explica en sus informes —instruidos por un exconselleiro de Economía del PP— que esta práctica irregular aplicada también por Fraga, se frenó con el bipartito y se retomó en 2009 cuando Feijóo llegó a la presidencia. Los informes del tribunal fiscalizador coinciden con la denuncia realizada por fuentes farmacéuticas que afirman que el bipartito “pagó bastante al día las facturas de medicamentos”.

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Ourense, Vicente Jairo Álvarez, resta importancia a la deuda contraída “mientras el pago se acabe formalizando”, pero recuerda que “se ha convertido en algo habitual”. Por su parte, el presidente de la federación de farmacéuticos, Xosé Rodríguez, también explica que “es una práctica que sucede casi todos los años” que “fue peor con el retraso de medio año de la factura de diciembre de 2011”. “Mientras solo se retrasen ese tiempo, no es tan grave como el año pasado” matiza. La Consellería de Sanidade no aclara a este diario por qué se producen los retrasos en los pagos de forma sistemática año tras año y se limita a matizar que “las facturas de noviembre de 2012 ya han sido tramitadas y que las de diciembre lo serán en los próximos días”.

 

Galicia debe 268 millones en medicinas

Los farmacéuticos no son los únicos que sufren los retrasos. La comunidad acumula un retraso superior a 300 días en el pago de medicamentos dispensados en hospitales.

Farmaindustria, la asociación que aglutina a las empresas farmacéuticas de todo el Estado, denuncia que el Gobierno de Feijóo tarda más de 10 meses en abonar facturas. Galicia les debe 268,7 millones de euros. De hecho es una de las tres únicas comunidades en las que esa deuda sanitaria aumentó en 2012. Los retrasos sistemáticos se producen a pesar de la reducción de la factura farmacéutica. Según datos del Ministerio de Sanidad, el copago implantado a pensionistas y el medicamentazo que excluyó más de 400 fármacos han mermado este gasto en 119 millones durante el último año en la comunidad. Y diciembre se ha convertido en el mes más ahorrador. En medio de los retrasos y el traslado irregular de facturas, en diciembre de 2011 se pagaron fármacos por valor de 67 millones. Un año después, en diciembre de 2012, se quedó en solo 31.

Sanidade afirmaba esta semana que Galicia ha reducido en más de 200 millones de euros su factura farmacéutica entre los años 2011 y 2012. Un dato que atribuye a la “continua tendencia a la mejora” en este campo “gracias a la aplicación del catálogo pirorizado de medicamentos”. Junto a ello, destaca que el gasto farmacéutico “sigue suponiendo el 30% del presupuesto del Sergas que “continúa trabajando en la eficiencia del gasto”.

La Consellería “agradece expresamente” a los profesionales y a las sociedades científicas su trabajo conjunto en la Comisión Autonómica Central de Farmacia y Terapeútica que, destaca, contribuyen a “conseguir esta reducción de gasto”. Cree, además, que ha conseguido, además, potenciar “el buen uso del medicamento” gracias a las “medidas de eficiencia” que puso en marcha y destaca como positiva la evolución dela prescripción de medicamentos genéricos.