Mar gasta cuatro millones más por privatizar el salvamento

La oposición tacha de "criminal" la política de la Xunta tras la muerte de una percebeira

La conselleira de Medio Rural y Mar, Rosa Quintana, soportó  un aluvión de críticas en el Parlamento por su política de salvamento marítimo, sobre todo tras la muerte de un percebeira en Oia (Pontevedra), que estuvo más de 40 minutos en el mar esperando sin éxito un helicóptero. La oposición denunció además que la privatización de ese servicio, con la venta de los helicópteros a la empresa Inaer, lejos de ahorrar, va a suponer un gasto de cuatro millones más, de acuerdo con los datos que figuran en los Presupuestos para 2013

 Quintana compareció en la Cámara para explicar las cuentas de su departamento, pero el debate se deslizó hacia los medios para afrontar rescates en el mar y el trágico episodio de la percebeira de Oia. Antón Sánchez, de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), ya comenzó su intervención exigiendo a la conselleira que dimita y pidiéndole explicaciones “convincentes” por la muerte de la mariscadora. Con Sánchez coincidieron Pablo García, del PSdeG, y Tereixa Paz, del BNG, al cifrar en cuatro millones de euros el incremento de los fondos este año para pagar el servicio de salvamento a la empresa concesionaria, Inaer, informa Europa Press.

“Y su gran gestión iba a ser abaratar este servicio", ironizó el diputado socialista, después de que Paz incidiese en que “es falso que se ahorre”, ya que “se malvendieron” los helicópteros. Además, la parlamentaria nacionalista acusó a la Xunta de pretender cobrar “tasas desorbitadas y abusivas” al sector cuando se movilicen dispositivos de salvamento.

“Me gustaría que no utilizásemos determinados temas con la demagogia que se está haciendo”, resaltó la conselleira, quien dedicó “un recuerdo especial” para la trabajadora en su turno de réplica y enfatizó que fue el PP quien “creó el servicio de salvamento en la comunidad autónoma”. Quintana negó que se vayan a cobrar tasas a profesionales o cuando esté en riesgo la vida de las personas “sin realizar actividades que se alejen de lo ajustado en la normativa vigente”.

La conselleira explicó que cuando se produjo el incidente de Oia concurría “una causa de fuerza mayor”, la baja de cuatro pilotos, ante lo que la compañía pidió un tiempo para conseguir sustitutos con la titulación adecuada.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS