Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Emed sostiene que los vertidos al Odiel se realizaron por “fuerza mayor”

La compañía afirma que no se produjo daños al cauce de este río onubense

La compañía Emed Tartessus, que pretende reabrir la explotación de Minas de Riotinto (Huelva), se ha pronunciado este sábado sobre el expediente por el que la Junta de Andalucía le ha sancionado con más de 1,8 millones por los vertidos al cauce del río Odiel a principios de 2010. Esa sanción —que contempla una multa y una indemnización por el daño generado al dominio público— también deben asumirla las otras dos propietarias de las balsas de residuos, desde las que se produjeron los vertidos tóxicos. Sin embargo, era Emed la que gestionaba el embalse y la que procedió a las descargas a uno de los afluentes del Odiel tras unas fuertes lluvias que hicieron subir el nivel del agua en las balsas.

Emed ha afirmado este sábado que "ha remitido informes técnicos y legales preliminares que establecen la ausencia de daños sobre el río Odiel así como que dichas descargas fueron realizados por causas de fuerza mayor". Según esta empresa, este hecho fue "confirmado el Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Camino". Este juzgado onubense decidió archivar el caso por la vía penal en julio de este año.

Pero sí seguía abierta la vía administrativa, que ha sido la que ha seguido la Junta de Andalucía para imponer la sanción y la indemnización, aprobadas por el Consejo de Gobierno el pasado viernes.

Emed ha indicado que siempre "ha actuado y actuará de manera responsable para preservar la seguridad y el medio ambiente y dentro de los parámetros de la ley".