La patronal Pimec pide que se mejoren las relaciones entre Cataluña y España

El presidente de la entidad, Josep Gonzàlez, critica el incremento de la presión fiscal que contemplan los acuerdos entre CiU y ERC El jefe de la organización opina que la consulta debe ser "autorizada por Madrid"

Dentro de la pequeña y la mediana empresa catalana es donde hay mayor variedad de opiniones sobre el proceso soberanista que han puesto en marcha CiU y ERC. Aun así, el presidente de Pimec, Josep Gonzàlez, ha pedido hoy a los gobiernos central y catalán que "mejoren las relaciones entre "Madrid y Cataluña". "Confío en que las cosas vuelvan a su cauce", ha afirmado Gonzàlez, quien esta mañana se ha unido al resto de las patronales catalanas a advertir sobre la subida de impuestos que prevén los acuerdos alcanzados. "Me preocupa el aumento de la presión fiscal como una medida global como solución a los problemas de Cataluña", ha asegurado. Gonzàlez no ha querido posicionarse sobre la celebración de una consulta en 2014, pero ha pedido que esta se ajuste a la legalidad, es decir, que se realice con la "autorización de Madrid".

En un desayuno de Navidad, el presidente de Pimec ha repasado hoy la actualidad económica y de su organización. Sin embargo, el día después del acuerdo entre CiU y ERC no ha podido evitar referirse también al contexto político catalán. Gonzàlez ha puesto deberes al nuevo Ejecutivo, como una reforma de la Administración para reducir o suprimir diputaciones y consejos comarcales, fusionar ayuntamientos y rebajar el número de parques tecnológicos. Pero también ha lanzado un aviso sobre los acuerdos en política fiscal que la federación que lidera Artur Mas ha alcanzado con los republicanos: "No se puede aumentar más la presión fiscal, sobre todo cuando hablamos de clases medias y pymes", ha advertido. Gonzàlez se ha referido en concreto a la recuperación del impuesto de Sucesiones y ha señalado que otras comunidades autónomas ya no lo tienen.

Otra tarea para el nuevo Gobierno, en opinión de Gonzàlez, es la de mejorar las relaciones entre Barcelona y Madrid. "No marco ningún camino en cuanto al derecho a decidir. No tenemos nada en contra ni queremos ser impulsores de esa iniciativa. Pero hay que mejorar las relaciones", ha sostenido. El presidente de Pimec ha considerado que ahora los ejecutivos central y catalán se hallan inmersos en una guerra de declaraciones y actuaciones, la última, la instauración de un impuesto a los depósitos bancarios por parte de la Generalitat. Gonzàlez, que ve "poco recorrido" a esa medida, ha pedido al jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, que traduzca su disposición a colaborar con el Gobierno catalán "en hechos". "Si no hay esa mejora", ha remachado Gonzàlez, "será una irresponsabilidad tanto de Madrid como de Barcelona".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS