La tangible longevidad de Cádiz

Una exposición muestra los restos fenicios más antiguos de la ciudad

Varias de las piezas fenicias que se expone en el Museo de Cádiz.
Varias de las piezas fenicias que se expone en el Museo de Cádiz. ROMÁN RIOS (EFE)

El Museo de Cádiz es desde este miércoles un poco más grande. También un poco más viejo. Cinco vitrinas amplían el contenido de la sala fenicia, donde además de los dos sarcófagos, referentes del imaginario gaditano, se exhiben los abundantes restos de esta civilización. Pero los que se estrenan ahora son los más antiguos porque han aparecido en los yacimientos que, según los arqueólogos, han aportado las muestras de la mayor longevidad del Cádiz fenicio, piezas del siglo VIII antes de Cristo, 2.700 años atrás. Vienen del solar del Teatro Cómico, en la capital gaditana, y del cerro del Castillo, en Chiclana, que disputan con Doña Blanca, en El Puerto de Santa María, la candidatura a la mayor antigüedad de restos de una ciudad en Occidente.

Aunque estos yacimientos se han excavado en suelos municipales, la ley andaluza de Patrimonio establece que debe ser el Museo de Cádiz, dependiente de la Consejería de Cultura, la que los reciba, los clasifique y los divulgue. Y esa misión está cumplida con estas cinco vitrinas que engrandecen su atractivo. Del Gadir fenicio hallado en el Teatro Cómico, donde también aparecieron restos humanos, se muestran sellos de barro encontrados en el horno de una vivienda. Los investigadores creen que son pruebas de la quema de documentos. También hay un jarro de aceite decorado, una aguja de hueso para tejer y grafitos. Hay también elementos industriales de almacenamiento.

Del cerro del Castillo de Chiclana se muestran vasijas decoradas. Las vitrinas exhiben también elementos funerarios, varios colgantes, amuletos y pestañas de bronce. Hay varias piezas de oro, como un pendiente, y un disco de marfil con esfinges, éste hallado en otro yacimiento, el del solar de los Chichorros, también en Cádiz.

La muestra de estos restos es paralela al destino que se está buscando a los restos de murallas y de viviendas encontrados en la capital gaditana y Chiclana. El nuevo Teatro Cómico tuvo que adaptarse para preservar estas estructuras y hacerlas visitables. En Chiclana se busca financiación para potenciar el uso turístico del hallazgo. Y, mientras, los investigadores siguen indagando ese triángulo de Cádiz, Chiclana y El Puerto, donde se pudo fundar la primera ciudad de Occidente. Ahora en el Museo de Cádiz, guardado en cinco vitrinas, hay algo tangible para agarrarse a esas teorías.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS