Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empleados públicos se quedan sin las ayudas dentales o de guardería

El recorte, con el que la Comunidad calcula que se ahorrará 36 millones de euros, afectará a 160.000 trabajadores

La Comunidad de Madrid suprimirá en los presupuestos de 2013 buena parte de las ayudas a las que los 160.000 empleados públicos de la región podían acceder de forma puntual, como la subvención por la compra de gafas o lentillas, el tratamiento dental (extracciones y empastes), las ayudas para el cuidado de hijos o las ayudas de guardería a los menores de tres años o para estudios.

Con esta medida, la Administración calcula que se ahorrará 36 millones de euros anuales, apuntó el consejero de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria. El Ejecutivo de Ignacio González sí mantendrá el pago del abono transporte. “Es un golpe más a miles de trabajadores y sus miles de familias... Perdemos una serie de beneficios sociales que no se habían visto modificados un euro ni a favor ni en contra desde 2007”, criticó Javier Díez Toril, responsable de la Función Pública de Comisiones Obreras.

El Gobierno regional defiende la decisión apelando, además de a las apreturas económicas, “a la imagen que se transmitía”. “En estos tiempos que corren, en tales circunstancias, ¿qué empresas ofrecen semejantes ayudas?”, insisten. Los sindicatos discrepan radicalmente de la perspectiva de la Comunidad. En Comisiones Obreras calculan que los beneficios sociales le costaban a la Administración una media de 600 euros por trabajador en nómina.

“Estaban instauradas de siempre”, lamenta Toril, que esperaba un “tajo importante”. “Es como cuando viene la muerte, que la ves venir pero no la quieres, rechazas la realidad... Nos ha pasado lo mismo”, enfatiza, añadiendo que no tuvieron constancia oficial de los planes del Ejecutivo autonómico hasta que Victoria lo desveló.

A los últimos recortes, en un contexto dramático en el que el presidente madrileño, Ignacio González, califica los presupuestos del ejercicio de 2013 como “los más difíciles de la historia”, hay que sumar los que ya se aplicaban desde todas las administraciones (local, regional y estatal). La suspensión de la paga extra de Navidad es el siguiente drama que se otea en el horizonte, que ya han sido castigados con la bajada y congelación de sus salarios o la pérdida de moscosos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram