Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria cree que faltarán 200.000 toneladas de aceite la próxima campaña

Los productores oleícolas temen que el alza de precios aleje a los consumidores

Recolección de aceituna en una finca de Morón de la Frontera.
Recolección de aceituna en una finca de Morón de la Frontera.

Los industriales del sector oleícola han advertido de que la exigua producción que se espera para esta próxima campaña hará que falten unas 200.000 toneladas de aceite de oliva para atender tanto al mercado interior como al exterior. Los productores calculan que este año se producirán de 625.300 toneladas en España, 514.000 de ellas en Andalucía, lo que supone una caída de más del 60% con respecto a la campaña anterior.

Los fabricantes apuntan que no se producirá desabastecimiento pese a la pobre cosecha ya que el mercado se regulará mediante un alza de precios. La tesis de la industria desmonta los argumentos del consejero de Agricultura, Luis Planas, que descartó problemas para abastecer los mercados al presentar el primer aforo de la cosecha oleícola.

La Federación Española de Industrias Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva) ha llegado a esta conclusión después de conocer el balance de la última campaña oleícola por parte de la Agencia del Aceite de Oliva. Según esos datos, la comercialización del último año ha sido de 1,45 millones de toneladas, contando los mercados interior y exterior. A esa cifra será difícil llegar con la producción estimada para esta campaña (de 600.000 toneladas en el conjunto del país) y los excedentes que sirven de enlace para la actual campaña, que son de 690.000 toneladas.

Esta situación no provocará, a juicio de los industriales, un desabastecimiento de los mercados, pero sí una pérdida de consumidores. “El precio subirá hasta que el consumidor deje de comprar, pues es el cliente el que le pone precio” señaló este viernes en Jaén el presidente de Infaoliva, Luis Gallardo. Los precios actuales del aceite virgen extra se sitúan por encima de los 2,40 euros y podrían seguir subiendo en las próximas semanas ante las previsiones de baja cosecha, también en el ámbito internacional con una reducción por encima del 20%. Ahora bien, Gallardo cree que no se dan las mismas circunstancias que en las campañas 1995-96 ó 2005-2006, cuando los precios subieron por encima de los tres euros también por los efectos de la sequía.

Precisamente, Infaoliva ha puesto en marcha el Observatorio de Precios del Aceite de Oliva, una herramienta que aportará datos diarios sobre las cotizaciones del oro líquido, incidiendo en la variedad picual que es la predominante en la provincia de Jaén. El Observatorio recogerá la información que proporcionen alrededor de 30 agentes comerciales colegiados con actividad, aunque su identidad será confidencial. “Es una herramienta que proporciona operatividad entre agricultores y almazareros”, destacó Gallardo. Este sistema de monitorización de precios complementa a los que tiene en marcha el Ministerio de Agricultura, la Junta de Andalucía y el sistema Poolred de la Fundación del Olivar, de los que los industriales se alejan al no ofrecer datos diarios en tiempo real. Los industriales pretenden ahora extender este sistema inmediato a otras provincias andaluzas productoras, como Córdoba o Granada, y también a comunidades como Castilla-La Mancha o Madrid.

Mientras tanto, el presidente de la Asociación Provincial de Almazaras de Jaén (APAJ), Manuel Alfonso Torres, censuró este viernes el retraso de la Junta de Andalucía en el desarrollo de la Ley del Olivar y lamentó que esta norma no tenga consignación en los Presupuestos de la Junta para 2013. “Llevamos con la Ley del Olivar seis años y ahora se descuelgan porque no hay presupuesto y todo lo trabajado se aplaza indefinidamente”, criticó Torres. El representante de los transformadores rechazó asimismo la exclusión de su organización del Consejo Provincial del Aceite de Oliva promovido por la Diputación de Jaén.