Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

López a Más: “¿Quién pagará las pensiones, a dónde irá el IVA?”

El ‘lehendakari’ dice que pedir la independencia es “el peor negocio”

Patxi López escucha las palabras de Alfredo Pérez Rubalcaba.
Patxi López escucha las palabras de Alfredo Pérez Rubalcaba.

Patxi López aprovechó el cualificado altavoz que supone Madrid para entrar con voz propia en el debate estatal sobre las ansias soberanistas de Cataluña. El lehendakari lo hizo en el Foro Nueva Economía con un discurso que le permitió, de paso, mantener el gancho que le ha lanzado desde hace varios días a Iñigo Urkullu para que el candidato del PNV a sucederle descubra sus cartas en materia de relación política entre Euskadi y España.

Por todo ello, López pidió “claridad” en sus planteamientos soberanistas tanto al presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, como al líder del PNV, Iñigo Urkullu. Eso sí, el lehendakari se dirigió especialmente al presidente de la Generalitat para advertirle de que “pedir la independencia es el peor negocio de la historia”, informa Luis R. Aizpeolea.

En un lenguaje muy directo, López le preguntó: “¿Quién pagará las pensiones, obras como el tren de alta velocidad o a dónde irá la recaudación del IVA de las empresas que venden sus productos en el resto de España? Eso no es ninguna broma”.

López reprochó a Mas “cómo su decisión de subirse a la ola soberanista contribuye a fracturar la sociedad catalana”. Y ha recordado la experiencia vasca del llamado Plan Ibarretxe, que contemplaba una consulta, que dividió a la sociedad vasca entre nacionalistas y no nacionalistas y terminó siendo rechazada por las Cortes españolas.

Urkullu se niega a “una convivencia impuesta con España”

Pero en este contexto, el lehendakari no desaprovechó la oportunidad de incitar a Urkullu. López le dijo que “si quiere volver a poner sobre la mesa planes soberanistas, independentistas e identitarios”, tendrá a los socialistas enfrente porque el resultado es la “fractura, el enfrentamiento y la ruptura del País Vasco”. Eso sí, dijo que Bildu ni ganará ni será la segunda fuerza políticas en el 21-O.

De momento, tuvo una primera respuesta por parte del candidato nacionalista. Urkullu, en una entrevista a RNE, recordó que, aunque no pretende “el divorcio” de Euskadi con España, no está dispuesto a “una convivencia impuesta” porque “no es un matrimonio deseado”. El presidente del PNV insistió en que sus declaraciones en las que plantea “una convivencia amable”, las hizo respecto “a esas lecturas que se hacen desde Madrid a la defensiva, como si los demás estuviéramos atacando a Madrid”. En su opinión, “lo único que estamos reclamando catalanes y vascos, y también por lo tanto el PNV a lo largo de toda su historia, es la defensa del hecho nacional que está reconocido en la propia Constitución Española, y siendo que son el PP y el PSOE quienes han incumplido la Constitución en relación a lo que son las nacionalidades”, añadió.

López, por su parte, no se olvidó en su discurso, rodeado de los principales rostros del socialismo vasco y estatal, de dirigir un reproche al Gobierno de Mariano Rajoy por “haber perdido la oportunidad de negociar con la Generalitat una reivindicación legítima, como una mejor financiación, en ver de recentralizar como ha hecho, lo que ha agravado el problema”. “Lo que era un problema económico, de agravio en la financiación, se ha convertido en problema político de primer nivel porque el Gobierno de Rajoy no ha querido trabajar”.

El lehendakari, como había hecho el día anterior desde su blog, defendió en la capital de España un modelo federal, que haga del Senado una cámara territorial, de representación de las comunidades autónomas, lo que, probablemente, conlleve una reforma constitucional”. En la misma dirección, López ha propuesto “una cesión de soberanía a favor de Europa para hacer política europea con fundamento”, tras insistir en que “no es tiempo de levantar fronteras”.