Andalucía lidera la creación de empresas de biotecnología en España

La comunidad creó una de cada cuatro nuevas sociedades, el 27,5% del total

Cultivos de bacterias de una empresa del campus tecnológico de Granada.
Cultivos de bacterias de una empresa del campus tecnológico de Granada.M. ZARZA

En época de crisis como la que asola el país y, por ende, la comunidad autónoma, Andalucía registra un dato esperanzador en el campo de la industria biotecnológica. Según el último informe de la Asociación Españolas de Bioempresas (Asebio), Andalucía ocupa, por tercer año consecutivo, el primer puesto en creación de empresas biotecnológicas en el ámbito nacional. Durante 2011 de las 69 empresas que se crearon en el país, 19 abrieron sus puertas en la comunidad, lo que representan el 27,5% del total, y eleva a la comunidad al segundo puesto tras Cataluña en cuanto a concentración de empresas usuarias de biotecnología, con un 14% del total, superando a Madrid. De las 1.715 empresas con actividades en biotecnología reconocidas por Asebio, 617 se dedican en exclusividad a este sector, y de ellas el 13% son andaluzas.

Andalucía cuenta con un importante elenco de sociedades que lideran las listas de las “más innovadoras” como el caso de Neuron Bio, tanto en la solicitud (5) y concesión (2) de patentes, situándose entre las diez primeras del país, y las que más publicaciones científicas de impacto realizan. Otro caso es el de Biomedal, que ha obtenido el reconocimiento como la Pyme española con más patentes por trabajador durante los dos últimos años. Además, la empresa sevillana ha obtenido un importante éxito y reconocimiento internacional con su test de detección de gluten para celíacos, que ha llegado a cambiar las legislaciones de Canadá e Italia, en cuanto a la incidencia de la avena entre los celíacos, y que les ha abierto el mercado estadounidense con gran proyección.

La alianza entre Neuron Bio y Repsol ha supuesto un paso de gigante para la empresa granadina al convertirse en el brazo biotecnológico de la petrolera en el área de los biocombustibles con la creación de Neo Biosolutions.

Además, Neuron Bio, que lo hizo en julio de 2010, y Bionaturis, sociedad jerezana de especialidades biofarmacéuticas, que lo hizo en enero de 2012, han sido pioneras y han abierto camino con sus salidas al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), con gran éxito en busca de nuevas fuentes de financiación, una de las mayores dificultades con las que se encuentra el sector, según explicó Ángel Cebolla, director general de Biomedal y presidente de Bio Andalucía, la asociación andaluza que agrupa a unas 40 empresas de biotecnología.

Cebolla explica el auge de este sector en Andalucía por tres grandes factores: “ser un sector muy nuevo en el que partimos del mismo lugar todas las comunidades; contar con un número de centros de investigación punteros equiparable al del resto de las comunidades, y tener un buen sentido emprendedor”. “Además”, explica el director de Biomedal, “desde la Administración andaluza se ha propiciado un factor importante como el programa Campus de la Agencia Idea, con la participación de la sociedad de capital riesgo Invercaría”. “Eso ha posibilitado que muchos investigadores han podido crear estructuras de producción, al menos inicialmente, y desarrollar sus productos”.

Cebolla explica que tras una primera etapa de creación y asentamiento, las siguientes etapas para las sociedades de este sector, sobretodo en las empresas o de diagnósticos “son muy costosas”. “Se necesita abrir mercados internacionales, y crear estructuras de ventas que son caras”, añade, “y la inversión privada no arriesga mucho en este sector”.

Las cifras de inversión del sector en los dos últimos años, señalan que las empresas Bio andaluzas captaron más de 89 millones de euros de fondos públicos (44 millones procedentes de programas de la Junta), que han movilizado una inversión de 230 millones de euros.

Cebolla admite que la crisis ha incidido en el crecimiento del sector que, no obstante, se mueve en cifras de crecimiento económico muy elevadas, en torno al 20% anual. En su opinión, una de las necesidades que tiene el sector, es que la “investigación esté orientada a hacer potente a las empresas biotecnológicas para que puedan crecer”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50