Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jerez se queda sin óperas y zarzuelas por los recortes de Cultura

La Junta suprime su aportación económica al teatro Villamarta, que alcanzó los 600.000 euros en 2009

Un momento de 'Doña Francisquita', en el Villamarta en 2008.
Un momento de 'Doña Francisquita', en el Villamarta en 2008.

Jerez se queda sin óperas y zarzuelas por los recortes económicos de la Junta. Por primera vez en 15 años el teatro Villamarta de Jerez no pondrá en escena su temporada lírica de otoño. El tijeretazo en los presupuestos de la Consejería de Cultura afecta también al coliseo jerezano, que este ejercicio no contará con la subvención de 600.000 euros que otorgaba la Administración autonómica. La reducción de la aportación pública ha sido progresiva: 600.000 euros hace tres años, 300.000 euros hace dos, 150.000 en 2011 y nada en 2012.

Una ayuda de 35.000 euros aportada por el Ministerio de Cultura es el único apoyo supramunicipal que conserva el teatro. La directora del Villamarta, Isamay Benavente, ha explicado este jueves la situación sin rodeos: “es imposible mantener la programación solo con el público”.

La Junta suprime su aportación, que en 2009 alcanzó los 600.000 euros

La precaria situación económica del Ayuntamiento de Jerez tampoco ayuda a costear la programación cultural de la ciudad. Todas las delegaciones municipales han visto reducidos sus presupuestos y el Consistorio se limita a pagar las nóminas del personal del teatro y a costear el funcionamiento del edificio.

Desde el área de Cultura esperan que esta falta de financiación sea coyuntural. Benavente se resigna al reconocer que esta es una época “muy complicada”, pero avanza su intención de mantener el diálogo con el consejero de Cultura, Luciano Alonso, para tratar de recuperar la programación para el futuro. “Vamos a pelear por nuestro proyecto”, ha subrayado la directora.

Además de a la ópera y la zarzuela, el ajuste afecta al cartel de conciertos, también cancelado para este otoño.

Desde la Fundación Villamarta intentan burlar la crisis modificando las condiciones de los contratos con las compañías para alcanzar “acuerdos de porcentajes y alquileres que no implican gasto”. De esta manera, desde este mismo septiembre consiguen atraer a las tablas del teatro jerezano obras como El tipo de al lado, de Katarina Mazetti, con Maribel Verdú y Antonio Molero. Otra de las obras es Yerma, de Federico García Lorca. Silvia Marsó encarna al trágico personaje del escritor granadino. Lola Herrera, con Querida Matilde, y Juan Diego, con La lengua madre, ofrecen otras notables propuestas escénicas.