Sanidad acusa al ministerio de manipular datos no comparables en su contra

Datos de la consejería apuntan a un cruce de variables distintas

Lejos de apagarse, se aviva el incendio político desatado por los datos oficiales sobre gasto farmacéutico publicados anteayer por el Ministerio de Sanidad, que sirvieron a este para atacar al Ejecutivo vasco por su rechazo frontal al copago de medicinas. La portavoz del Gobierno, Idoia Mendia, sostuvo ayer que el ministerio ha mezclado datos diferentes “manipulando” las cifras. “Antes se coge al mentiroso que al cojo”, sentenció.

Los datos del Ejecutivo autónomo, a los que ha tenido acceso EL PAÍS, sostienen la idea de que el ministerio ha comparado dos series de cifras distintas —no homogéneas— al contrastar los datos de julio de 2012 con los de 2011. Esas cifras (ver gráfico) recogen el desembolso farmacéutico en Euskadi, según dos criterios: por un lado, los gastos en medicamentos propiamente dichos; por otro, una cuenta más elevada de gasto global, que suma a las medicinas lo desembolsado en otros artículos farmacéuticos: absorbentes, pañales, compresas, etcétera.

La nota del ministerio ofrece como gasto vasco en julio de 2012 un total de 44.888.273 euros frente a 43.685.742 de igual mes de 2011. Con los datos vascos en la mano la primera cantidad corresponde exactamente al gasto global y la segunda, al de medicinas. Dos cifras no homogéneas que el Ejecutivo vasco acusa al ministerio de Ana Mato de haber manipulado para usarlas en su contra.

Un portavoz de Sanidad explicaba ayer que, para evitar diferencias entre las autonomías, hay un “pacto” para realizar las estadísticas teniendo en cuenta solo el gasto en medicamentos.

“Igual que desde 1999”

El director de comunicación del ministerio, José Manuel Martínez, reiteró que se habían limitado a utilizar las cifras enviadas por la consejería, “como se ha hecho desde 1999”. Martínez negó la posibilidad de que el ministerio hubiera cometido un error y enfatizó que, de haber algún fallo, “sería de ellos”, en referencia a la consejería.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Martínez contraatacó acusando al departamento de sacar “otras cifras de repente”, tras la polémica. Según él, la consejería envió unos datos el día 23 que se usaron para la nota. EL PAÍS solicitó sin éxito disponer de ellos. La consejería mantuvo su afirmación de que los datos oficiales de gasto únicamente se enviaron al ministerio anteayer.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS