Sanidad acusa al Gobierno central de manipular los datos de gasto farmacéutico

El ministerio había achacado el aumento de compras y recetas en Euskadi al rechazo al copago por el Gobierno vasco

El departamento de Sanidad del Gobierno vasco ha acusado al ministerio de utilizar de forma tendenciosa datos "erróneos" del gasto farmacéutico y, en un duro comunicado, ha pedido al ente dirigido por Ana Mato que se retracte públicamente. Sanidad considera que esta "manipulación grosera", como la ha calificado el viceconsejero, Jesús María Fernández, en declaraciones a EL PAÍS, tiene como objetivo empañar la "buena imagen" del Gobierno vasco por su resistencia a aplicar el copago "impuesto por Madrid".

El ministerio ha hecho público esta mañana un informe con los datos de gasto farmacéutico del pasado mes de julio, en los que señalaba que Euskadi es la única comunidad autónoma en la que ha aumentado el gasto farmacéutico, y cifraba la subida 1,2 millones. El Gobierno central, además, achacaba esta realidad a que el Ejecutivo de Vitoria no está aplicando "las medidas de eficiencia en el gasto", en relación al copago farmacéutico.

El departamento de Sanidad ha negado horas más tarde que el gasto farmacéutico en Euskadi en julio haya aumentado de 43,6 a 44,6 millones, como ha publicado el ministerio. La consejería sostiene que el gasto farmacéutico en julio ha sido de 41.311.787 euros, más de tres millones por debajo de lo que estimaba el informe ministerial (44.888.273). El departamento del Gobierno vasco también mantiene que son erróneos los datos de recetas facturadas, (con un desfase entre las dos versiones de más de 45.000 prescripciones), y del gasto medio por receta. (El ministerio lo cifra en 12,22 euros por prescripción, y la consejería asegura que fue de 11,39).

El departamento que dirige Rafael Bengoa ha descalificado el informe ministerial, al que ha acusado de carecer del "más elemental rigor técnico", y ha acusado a Ana Mato de ejercer una "muy escasa lealtad institucional", por "mentir de forma consciente en sus notas", y por atribuirse como suyos logros que "emanan de decisiones del anterior Gobierno español".

Un portavoz del ministerio ha declarado a EL PAÍS que los datos que se han publicado en el informe son los que remiten las propias comunidades autónomas. Esta misma fuente ha rechazado las acusaciones del departamento vasco, y se ha limitado a remitirse a los datos publicados esta mañana que, según ha reiterado, son "oficiales".

En el informe de gasto farmacéutico, hecho público esta mañana, se relacionaba la reducción del gasto de julio en el resto de autonomías con la puesta en marcha de las "nuevas medidas de eficiencia y equidad".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Ejecutivo autonómico vasco, que había tomado en los últimos meses la resistencia contra determinados ajustes como bandera, se negó en su día a poner en práctica el copago.

Sin embargo, su decreto contra la aplicación del mismo se encuentra suspendido a la espera de una decisión por parte del Tribunal Constitucional (TC). Según indicó hace un mes el consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, Euskadi está obligada a montar la estructura para implantar el copago mientras espera la resolución de su recurso, pero la puesta en marcha del nuevo sistema tardará "meses".

Bengoa declaró el viernes que la estrategia para hacer frente a los recortes en materia de sanidad "sigue intacta" pese al adelanto electoral. El consejeró indicó que confía en que el TC resuelva a favor del Gobierno vasco y reconozca la capacidad de Euskadi para no aplicar esta medida.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS