Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña pierde 37.000 empleos en servicios sociales desde que gobierna Mas

Educación destruye el 9,5% de la plantilla, mientras que en Sanidad un 5%

En 5 años se han suprimido 588.000 puestos de trabajo

Destrucción de empleo en Cataluña. Ampliar foto
Destrucción de empleo en Cataluña.

Cuando Artur Mas tomó el cargo de presidente de la Generalitat dejó claro que Cataluña solo superaría la crisis a base de esfuerzo. El esfuerzo al que se refería el presidente se ha traducido en este último año y medio en una retahíla de recortes presupuestarios que han acabado destruyendo 37.219 empleos en servicios públicos, según datos cotejados por UGT en Cataluña. Las consecuencias se han notado en el cuerpo de la Administración, pero sobre todo han alcanzado a las tres patas del Estado del Bienestar: educación, sanidad y asistencia a personas con discapacidad, las partidas presupuestarias que más han sufrido las políticas de austeridad.

El presidente de la Generalitat, con el apoyo del PP, no tardó ni medio año en aplicar su primer tijeretazo, y el pasado mayo comunicó el último por el que se reducirá en 1.500 millones de euros el gasto público, que se suman a los cerca de 2.600 millones aprobados en 2011. Esa reducción del gasto público no han contribuido tampoco a reducir el vigor de la crisis, que en los últimos cinco años ha arrasado 588.000 empleos en Cataluña.

Durante el año pasado el presupuesto sanitario fue un 8,5% inferior a los de 2010, lo que obligó a cerrar quirófanos, reducir las horas de apertura de los centros de atención primaria (CAP) y de urgencias o el gasto farmacéutico. Así, durante el último año y medio se han perdido 7.767 puestos de trabajo en hospitales y ambulatorios, algo menos de un 5% de la plantilla que había en diciembre de 2010.

El presupuesto para Educación del Ejecutivo de Mas para este 2012 es más bajo que hace cinco años, a pesar de que hay 150.000 alumnos más. Una de las principales medidas de la Generalitat fue dejar de subvencionar la sexta hora lectiva, con lo que se dejaron de contratar a más de 1.500 interinos. La reducción de las transferencias a las universidades públicas también ha acarreado una menor contratación de profesores. Con todo, en el último año y medio, un total de 12.879 profesionales de la enseñanza han perdido su puesto de trabajo, lo que supone un 9,5% de profesionales menos.

Otro de los sectores que han sufrido también los recortes de la administración han sido los que prestan servicios sociales sin alojamiento, entre los que se encuentran los centros para el cuidado de personas mayores, discapacitados y guarderías. En los último 18 meses los profesionales que trabajan en estos centros se ha reducido en un 10,1%, algo más de 3.100 puestos perdidos.

En la Generalitat la reducción de empleados se ha situado en las 13.400 personas, un 7,3% menos. Camil Ros, secretario de política sindical de UGT, advirtió este jueves que estas cifras pueden ser peores durante 2012. Ros prevé que con la nueva reforma laboral se disparen los despidos, ya que la nueva ley permite despedir a quien trabaje en una empresa, entre u organismo que vea reducido su presupuesto en un 10%.