Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio del aceite repunta por la previsión de baja cosecha

Las ventas se incrementaron un 6,6% en el primer semestre

Planta de envasado de aceite en Sevilla.
Planta de envasado de aceite en Sevilla.

El mercado oleícola vuelve a demostrar una vez más que se mueve a base de fluctuaciones. Tras conocerse que la próxima cosecha de aceite de oliva se reducirá hasta en un 70% por los efectos de la sequía, los precios del oro líquido han empezado a repuntar en la última semana hasta superar el umbral de los dos euros, una cifra que no se conocía desde hace más de un año. En concreto, según el Poolred, el sistema de información de precios en origen de la Fundación del Olivar, el precio medio de la última semana del aceite de oliva virgen extra ha sido de 2,053 euros/kilo frente a los 2,041 del virgen y los 2,024 del lampante. A principios de este año, el virgen extra se pagaba a 1,88 euros, pero en febrero cayó hasta 1,65, lo que motivó la aprobación de hasta dos almacenamientos privados por parte de Bruselas.

Con todo, aunque se espera que la tendencia al alza se mantenga en las próximas semanas conforme se acerca el inicio de la próxima campaña, los productores no quieren aún echar las campanas al vuelo. “Los precios en origen todavía están por debajo de los costes de producción”, recuerda el secretario general de UPA en Andalucía, Agustín Rodríguez, que ha recomendado a las cooperativas no tener prisa para vender porque en septiembre se beneficiarán de la subida del IVA. Unos costes que están por encima de los 2,40 euros y que han motivado que los olivareros lleven tres campañas produciendo por debajo de costes.

Según las previsiones de Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca), la próxima campaña se situará en torno a las 800.000 toneladas de aceite de oliva en España, de los que unas 600.000 se producirán en Andalucía y unas 250.000 en Jaén, la provincia más productora del mundo. Ante este escenario, para garantizar las existencias para la próxima campaña y frenar las presumibles tensiones de los mercados, los productores plantean realizar almacenamientos estratégicos.

Los bajos precios del aceite en los últimos años han empujado las ventas de aceite envasado. Así, según los datos de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac), durante el primer semestre del año las ventas de aceite de oliva sumaron 185 millones de litros, lo que supone un 6,6% más que en el mismo periodo de 2011, según datos facilitados por Anierac. El mayor porcentaje correspondió al aceite de oliva virgen con un total de 74 millones de litros y una subida del 29%. La comercialización de aceite de oliva en lo que va de campaña (octubre de 2011 a junio de 2012) sumó 276,24 millones de litros, un 5 % más respecto al mismo periodo de la anterior temporada.