Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcalá de los Gazules deja de pagar a sus trabajadores

El gobierno local, del PP e IU, culpa de la quiebra a la Junta y al anterior alcalde, del PSOE

Julio Toscano, a la derecha, en Alcalá de los Gazules.
Julio Toscano, a la derecha, en Alcalá de los Gazules.

El Ayuntamiento de Alcalá de los Gazules (Cádiz, 5.549 habitantes) se encuentra en "situación crítica". Son palabras de su alcalde, Julio Toscano, del PP, a los representantes sindicales. Los trabajadores no han cobrado las tres últimas nóminas, la de junio, la extra de verano y la de julio, por la falta de liquidez. El gobierno local culpa a la Junta de Andalucía de no abonar las deudas pendientes con el Consistorio y anuncia que los impagos continuarán si no llega el dinero pronto.

Alcalá de los Gazules está gobernada desde 2011 por una llamativa coalición del PP y de IU, que se aliaron tras las elecciones municipales para desbancar a los socialistas. El pacto se ha mantenido a pesar de las advertencias de sanciones disciplinarias a los ediles de IU y del acuerdo alcanzado en toda Andalucía entre el PSOE e IU para gobernar la Junta.

El gobierno municipal acusa al anterior alcalde, el socialista Arsenio Cordero, de haberle dejado en herencia una delicada situación económica, aunque este ha recordado que durante su gestión nunca hubo retrasos en las nóminas. El actual alcalde, Julio Toscano, del PP, no pagó a tiempo los tres primeros meses del año 2012, que tuvieron que ser abonados en mayo. Y ahora ha vuelto a dejar de pagar.

Deuda de la Junta

En la reunión con los sindicatos, Toscano explicó que "la situación económica arrastra problemas desde hace años y no solo desde que él entró en el Ayuntamiento". "Nos ha dicho que la Junta debe a Alcalá 600.000 euros en varios conceptos y que, mientras no llegue ese dinero, la situación seguirá siendo crítica y no se puede solucionar", afirmó el delegado de UGT, Antonio Herrera.

El Ayuntamiento de Alcalá de los Gazules tiene medio centenar de empleados públicos, una plantilla "dimensionada", según los sindicatos, en comparación con otros municipios como Barbate o La Línea.

El alcalde también se ha reunido con representantes de la Diputación, del PP, para intentar negociar anticipos económicos. "Muchos ya gastaron los ahorros que tenían a principios de año cuando tardamos tres meses en cobrar. Ahora se han quedado sin ellos y podemos vivir situaciones dramática", alertó Herrera.