Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de los docentes liberados para aprender euskera logra aprobar

El 80% del profesorado ya domina las dos lenguas oficiales en Euskadi

Alumnos acuden a una clase en el 'euskaltegi' Juan Mateo Zabala en Bilbao.
Alumnos acuden a una clase en el 'euskaltegi' Juan Mateo Zabala en Bilbao.

Por término medio, el 55% de los profesores que participan en el programa Irale para aprender euskera aprueban el perfil lingüístico para el que se presentan en el mismo año en el que participan en los cursos fuera del horario lectivo o dejan las aulas gracias a una liberación para centrarse en este objetivo. El conocimiento del euskera ha pasado en los últimos 31 años, el tiempo que lleva en marcha Irale, del 5% de los profesores a más del 85% en la red pública y en torno al 75% en la red concertada, con retos pendientes como la mejora de los conocimientos de euskera de los docentes y el trilingüismo.

El pasado curso, el 52% de los docentes que dejaron las aulas para aprender euskera logró sacarse el perfil lingüístico 1, mientras que entre quienes hicieron lo propio para el PL2 aprobó un 58%. Se trata de una situación anómala, porque en los cursos anteriores son los docentes que optaban a alcanzar el nivel más bajo son los que mayor porcentaje de aprobados registran.

CC OO recuerda que “hay flecos pendientes en la euskaldunización”

¿Qué ocurre con el resto? Que en la mayoría de los casos, siguen estudiando por su cuenta, explican desde el Departamento de Educación, y en el plazo máximo de tres años el porcentaje de aprobados alcanza a tres de cada cuatro participantes en el programa. El 45% de los profesores que no aprueba el perfil lingüístico para el que se presentan en el año en que se liberan siguen tratando de alcanzar el nivel, presentándose a exámenes oficiales que les permitan obtener la equivalencia de los perfiles de la administración pública.

No es para menos, ya que las plazas de PL1, de un nivel muy básico de euskera, son las menos. De hecho, en la última oferta pública de empleo (OPE) que Euskadi ha realizado para el ámbito educativo, solo 47 de las 531 plazas —para conservatorios de música, profesores que imparten Inglés o Lengua Castellana— tenían este perfil, equivalente al PL2 de la administración pública.

Los que no aprueban el perfil siguen tratando de alcanzar el nivel

El resultado de tres décadas de esfuerzos para euskaldunizar ha hecho que el porcentaje de profesores que solo alcanza el nivel básico de euskera se encuentre en un residual 5%, mientras que el PL2 “crece cada año”, según indican desde la consejería de Isabel Celaá. Pablo García de Vicuña, secretario general de CC OO Irakaskuntza, valora que “se ha avanzado de forma importante, pero hay flecos pendientes, como los profesores interinos que hasta nuestro acuerdo con Educación en 2010 no han podido ser liberados”. “No se puede empezar a mejorar el euskera cuando no se ha acabado el proceso de euskaldunización”, insiste.

El número de solicitudes está cayendo paulatinamente, algo “completamente normal y previsible”, recuerdan desde el servicio de euskera de Educación, ya que el número de profesores sin perfil se ha ido reduciendo. De hecho, esta tendencia es fácilmente comprobable con los datos de los últimos tres cursos. Si en el nivel básico los liberados del curso 2009-2010 eran 202, este último curso han sido 174, mientras que entre quienes estudiaban euskera fuera de su horario de trabajo la cifra ha pasado de 1.112 a 645. En los cursos para alcanzar el nivel avanzado, los liberados han pasado de ser 756 en 2009-2010 a 530 en el 2011-2012. Entre quienes compaginan trabajo e Irale se ha registrado un incremento mínimo de los participantes, de 1.284 a 1.294.

Mientras estos cursos caen, los que buscan perfeccionar el euskera y adaptarlos a sus áreas de enseñanza para el curso 2012-2013 han registrado un “fuerte incremento”.

Un paso más

El camino para avanzar en la normalización del euskera ha dado esta semana un importante paso con la aprobación por parte del Consejo Asesor del Euskera del Plan de Acción para la Promoción del Euskera (ESEP, por sus siglas en euskera) un conjunto de 330 acciones que ponen el acento en 16 áreas tan dispares como la familia, la publicidad, las nuevas tecnologías, el deporte o el ámbito socioeconómico. El plan complementa al plan general de promoción del uso del euskera (EBPN), que en la última década ha guiado las políticas públicas en este sentido.

El nuevo programa tiene como principal objetivo fomentar el uso del euskera en las distintas esferas de la sociedad vasca y persigue reducir la brecha que existe hoy en día entre el conocimiento de esta lengua y su uso. El pasado viernes, la viceconsejera de Política Lingüística del Gobierno, Lurdes Auzmendi, explicaba cómo existen muchas reticencias a hablar en euskera cuando no se domina al cien por cien, al contrario de lo que ocurre con idiomas extranjeros, como el inglés.

El texto recoge que “le corresponde a la sociedad vasca en su totalidad garantizar, cuidar y fomentar las posibilidades y los lugares donde emplear el euskera”. Asimismo, recuerda a las administraciones públicas que deben facilitar a la ciudadanía el apoyo necesario para que pueda “conocer y usar”, tanto de forma oral como escrita, ambas lenguas oficiales de Euskadi.