Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Jo confesso’, de Jaume Cabré, gana el Crexells, quinto premio en 10 meses

Se impuso por solo dos votos a 'L’últim dia abans de demà', de Eduard Márquez

El escritor Jaume Cabré.
El escritor Jaume Cabré.

“¿Tan justo ha ido?”, se sorprendió Jaume Cabré enarcando sus cejas. Pues sí, por solo dos votos, su novela Jo confesso se impuso este viernes a L’últim dia abans de demà, de Eduard Márquez, en la votación popular que decidió la 41ª edición del Premio Crexells a la mejor novela de 2011, que otorga el Ateneo Barcelonés. Una escultura de Antoni Llena y 6.000 euros sellaron la victoria sobre la obra de Márquez y la de Marta Rojals Primavera, estiu, etcètera, las tres previamente seleccionadas por un jurado y sobre las que se pronunciaron los socios de la entidad y, por vez primera, los usuarios del consorcio de Bibliotecas de Barcelona. En cualquier caso, un número reducido: 362 participantes.

El Crexells es ya el quinto premio que en apenas 10 meses (un galardón cada 60 días) ha recibido Jo confesso, tras los de la Crítica, el Serra d’Or, el Maria Àngels Anglada y el del blog literario castellano La tormenta en un vaso de agua. Al reconocimiento literario se le une el del mercado: tras 42 semanas en librerías, la novela de Cabré sigue estando entre los tres títulos más vendidos en catalán, lo que se ha traducido en siete ediciones y unos 60.000 ejemplares vendidos, según fuentes de la editorial Proa. Una noticia relativa, como su éxito en alemán (20.000 ejemplares desde finales del año pasado) y las próximas versiones en italiano y francés, mientras se ultiman cinco traducciones más en otras tantas lenguas.

Mucho más novedoso es el impacto de la versión castellana, publicada por Destino, de la que se llevan vendidos 33.000 ejemplares. “No hay precedentes de una novela catalana que haya tenido una recepción así”, afirmó ayer Josep Lluch, editor de Proa. “Sería bueno que la novela ayudara a romper ese rechazo literario a todo lo que sea en catalán”, asegura Cabré, que a rebufo del tema califica de “vergüenza y horroroso” la declaración de legislar en breve sobre el catalán de la Franja de Aragón, definido como “aragonés oriental”.

“Cada día recibo, como mínimo, un correo electrónico de un lector español”, informa el escritor, que ha conseguido que de su obra anterior, Les veus del Pamano, se haya realizado una segunda traducción al castellano, no satisfecho con la primera (hasta la fecha, entre ambas 3.000 ejemplares vendidos). Cabré, que recibió hace unos días a 35 lectores de un pueblo de Pamplona que fueron exprofeso a Terrassa a conocerle, responde personalmente los emails. “Son gente que te cuenta el impacto que tiene la lectura del libro en su vida y eso pide respuestas sentidas y meditadas”. Así es Cabré.