La flota de vehículos oficiales de Valencia se pasa del 'Mondeo' al 'Fiesta'

El vicealcalde Alfonso Grau anuncia una reconversión de la flota de coches oficiales Los proveedores del Ayuntamiento empezarán a cobrar sus facturas el 31 de mayo

El gobierno municipal de Valencia rebajará a partir de septiembre la gama de su flota de vehículos oficiales. Si el parque móvil ligado a la Corporación son ahora 32 Ford Mondeo, más el Audi 8 blindado de la alcaldesa Rita Barberá, así como cuatro o cinco vehículos oficiales más, la mitad de ellos pasarán a ser Ford pero del modelo Fiesta. El vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, asegura que el objetivo es ahorrar costes, aunque este miércoles no ha sido capaz de cuantificarlos. 

La decisión se toma después de que el uso de escoltas y vehículos oficiales se haya convertido en una de las polémicas más vivas del primer año de mandato en el Ayuntamiento de Valencia. Sobre todo después de que los tres grupos de la oposición -PSPV, EU y Compromís- renunciaran al escolta y, con él, al coche oficial nada más tomar posesión de su cargo para evitar despilfarros.

Los concejales del gobierno municipal, que lidera la popular Rita Barberá, los han mantenido con el argumento de la seguridad. Los coches oficiales van ligados al escolta, no al concejal de gobierno, han sostenido ante la presión, sobre todo, del Grupo Municipal de Compromís, que lleva meses exigiendo a la Junta de Gobierno que renuncie a este privilegio.

  Grau precisó que los vehículos de representación no desaparecerán, es decir, mientras los ediles de gobierno lleven escolta usarán con toda probabilidad el modelo Mondeo. Pero a partir de septiembre 18 de estos vehículos, extinguido el contrato de renting, pasarán a ser Fiesta, una fama inferior a los aparcados hasta ahora en las cocheras municipales. El propio vicealcalde no descartó que los concejales de gobierno no utilicen en ocasiones los nuevos vehículos.

A diferencia de ahora, donde prevalece el color oscuro en la flota de vehículos oficiales, el color elegido para los nuevos Fiesta será el blanco, "coches polivalentes que, llegado el caso, puedan usarse para los servicios municipales", comenta el vicealcalde.

El coche oficial de la alcaldesa, que también concluye el contrato, será adquirido por el Consistorio de Valencia por su valor residual, es decir, 35.000 euros.

El número dos de Rita Barberá informó que a partir del 31 de enero se empezarán a pagar las facturas que se deben a los proveedores. El Consistorio ha pedido finalmente 182,6 millones de euros en créditos para el abono de los gastos.

Los grupos municipales socialista y de EU denunciaron hace dos días que el Ayuntamiento de Valencia ha sobrepasado, con este nuevo crédito, todos los umbrales de endeudamiento posibles, hasta rozar el 140%. Grau ha salido al paso de las críticas, asegurando que a final de año el porcentaje se reducirá al 125,2% y en 2013, al 114,9%.

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS