Camps y Barberá gestionan 144 coches oficiales de cargos públicos

La alcaldesa presume de austeridad con 36 vehículos para 33 concejales- Alicante tiene seis coches para 29 concejales y Castellón, cuatro para 27 ediles

Los políticos tienen que dar ejemplo y ser austeros, sobre todo en tiempos de crisis. Tras los comicios del 22-M, los partidos de la oposición han abierto un debate para recortar gastos y reducir privilegios, y el uso de los coches oficiales o de escoltas es cada vez más difícil de sostener. Y en su proclama de austeridad, el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, ha exigido a sus presidentes autonómicos y altos cargos que racionalicen el uso de los vehículos oficiales.

La realidad es otra. El Consell tiene en la actualidad una flota de 108 vehículos oficiales, renovada en su mayoría hace un año. En su programa electoral Francisco Camps promete una reducción del parque móvil, aunque sin especificar.

El presidente usa vehículos Audi y el resto de cargos, de la marca Ford
Los ediles de Valencia llevan igual coche que los altos cargos del Consell
Más información
"Por escrito"
El PP valenciano rechaza crear un registro del uso de los coches oficiales

En el Ayuntamiento de Valencia, el Gobierno local que preside Rita Barberá, cuenta con otros 36 vehículos oficiales, tres de uso compartido y 33 asignados a los concejales y escoltas. Compromís cifra en dos millones de euros el coste de sostener la flota.

La situación en Alicante y Castellón es diferente. En el Consistorio alicantino, existen seis vehículos, uno para la alcaldesa Sonia Castedo, y los demás para el resto de concejales, que son 29 electos y tres delegados.

El parque móvil de Castellón lo forman cuatro vehículos oficiales, uno para el regidor Alberto Fabra, otro para el vicealcalde y dos más para el resto de ediles. Escoltas solo llevan estas dos primeras autoridades, ya que se ofreció al resto y lo rechazaron, informa Miguel Ángel Campos.

Pese a los datos, Rita Barberá, presumió ayer de que su Gobierno ya había retirado coches del parque móvil desde hace tiempo.Al final, Barberá reconoció que se hará algo al respecto pero no concretó. Dio a entender que el parque municipal es reducido -unos tres chóferes, con sus respectivos vehículos- y que los 33 restantes van asociados a los escoltas. En un encuentro informal con periodistas tras recoger las actas de diputada autonómica y concejal, Barberá pidió que no se frivolizase con esta cuestión y recordó que Valencia ha dado ejemplo de austeridad con la aplicación de tres planes de austeridad o la reducción de asesores. Según la alcaldesa, tras la adopción de coche y escolta está la seguridad de los concejales.

El programa electoral del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, incluye una reducción del parque móvil de la Administración, aunque sin entrar en más detalles. También señala que se impulsará el "uso compartido" de los automóviles.

En la actualidad, los altos cargos del Consell tienen a su disposición un total de 108 coches oficiales. Audi es la marca utilizada por el presidente de la Generalitat, que dispone de dos A-8, uno de ellos blindado, y un A-6. Un parque al que se ha sumado, al menos temporalmente, una furgoneta Mercedes para aliviar las tensiones de espalda generadas por la hernia discal y posterior operación quirúrgica realizada al jefe del Consell. Presidencia suma a estos vehículos otros cuatro automóviles que prestan servicios a los altos cargos que lo necesitan.

Hace ahora un año, el Consell decidió renovar el parque automovilístico de los altos cargos y sustituyó los Volvo por Ford del modelo Mondeo. La medida se presentó entonces como una medida para afrontar la crisis económica, ya que, aunque no se dieron datos económicos, el coste de los Ford es inferior al de los Volvo.

El departamento que mayor número de coches oficiales tiene a su disposición es el de Industria, con 16 vehículos, uno para el consejero y 15 para los altos cargos. Le siguen la Consejería de Justicia, con 14; Infraestructuras, con 10; y Economía, con nueve. Todas las consejerías tienen un vehículo exclusivo para el titular de la cartera.

La Consejería de Educación dispone de un total de ocho vehículos, Sanidad y Bienestar Social siete, respectivamente. Con seis coches en cada consejería están Agricultura, Cultura y Solidaridad y Ciudadanía, cuyo titular, Rafael Blasco, como portavoz del Grupo Popular en las Cortes Valencianas, también tiene otro vehículo a su disposición en la Cámara. Medio Ambiente dispone de cinco automóviles para altos cargos, Gobernación, cuatro y Turismo, tres.

Los conductores de los consejeros fueron equiparados por el Consell al rango de asesor en abril del año pasado, después de que varios de los chóferes se quejasen del uso abusivo de los automóviles por parte de los consejeros. Uno de ellos llegó a explicar que varios altos cargos llegaban a utilizar el vehículo oficial para ir a misa los domingos o recoger pedidos. Desde hace poco más de un año cada consejero designa personalmente a dos conductores como personal eventual de confianza.

Los vehículos de los altos cargos

Ayuntamiento de Valencia. Los concejales de Valencia cuentan con 33 coches oficiales y otros tantos escoltas.

- Presidencia de la Generalitat. Tres vehículos al servicio del presidente y cuatro para altos cargos.

- Industria, Comercio e Innovación. 16 vehículos para altos cargos.

- Justicia y Administraciones Públicas. 14 automóviles.

- Infraestructuras y Transporte. 10 vehículos.

- Economía, Hacienda y Empleo. Nueve vehículos.

- Educación. Ocho vehículos.

- Sanidad y Bienestar Social. Siete vehículos.

- Solidaridad y Ciudadanía; Cultura y Agricultura. Seis automóviles.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS