Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La privatización sanitaria pone a la oposición en pie de guerra

Esquerra Unida pide elecciones y Compromís un referéndum, mientras los socialistas dicen que el PP ha cruzado "una línea roja"

La decisión del Consell que preside Alberto Fabra de poner la gestión de la sanidad pública valenciana en manos de empresas privadas ha puesto en pie de guerra a los grupos de la oposición, que reaccionaron de todas maneras de forma muy diferente este jueves en las Cortes Valencianas ante lo que coincidieron en calificar como un recorte de derechos.

La más contundente fue la actitud de Esquerra Unida del País Valencià. Su diputada Marina Albiol reclamó “la inmediata disolución de las Cortes Valencianas y la convocatoria de elecciones anticipadas”. La parlamentaria consideró que estamos en “un momento de emergencia democrática” ante un Consell incapaz de sacar a la sociedad valenciana de la crisis, que está “bajo las órdenes de Madrid”, lo que lo ha llevado a “privatizar la sanidad sin debate ni en el Parlamento ni con los agentes sociales”. Para Albiol, se trata de “un golpe de Estado al sistema sanitario público”.

La diputada de Compromís Mònica Oltra, a su vez, apostó por una consulta a la ciudadanía al considerar que la decisión “no está legitimada”, dada su trascendencia y ya que el PP no la propuso en su programa. Oltra se declaró convencida de que “la gente se pronunciaría en contra” de las medidas de privatización de la sanidad adoptadas por el Consell si se celebrara un referéndum. “La gente tiene derecho a opinar”, añadió la diputada de Compromís, que señaló que el programa electoral, en el que el PP no incluyó la privatización de la sanidad, “no es un contrato, pero tampoco puede ser una carta blanca”.

El PP dice que el problema de la sanidad es su "sostenibilidad"

La posibilidad de convocar elecciones anticipadas no le pareció adecuada a Oltra porque “la política no puede ser sólo elegir, sino también decidir”, sobre todo cuando se trata de asuntos tan importantes.

Los socialistas consideran que el PP “ha cruzado una línea roja”, con el cambio de modelo sanitario, según afirmó su portavoz parlamentario, Antonio Torres. “Vamos a tratar de movilizar a la ciudadanía”, dijo el diputado, tras calificar las medidas como “el mayor atentado que se ha hecho contra los derechos de los ciudadanos”. Torres recordó que el PSOE ha planteado una oposición frontal a los recortes que ha puesto en marcha el Gobierno de Mariano Rajoy y anunció que el PSPV-PSOE planteará “la derogación del decreto y dejar sin efecto las medidas del Consell”.

Acompañado por la presidenta y secretaria del Grupo Socialista, Ana Barceló, que señaló que “no se trata de someter nada a consulta, sino de exigir que la sanidad siga siendo pública”, Torres respondió a una pregunta sobre la idea de pedir elecciones anticipadas o de plantear un referéndum: “Estaremos a lo que nuestro partido decida”.

Para el portavoz parlamentario del PP, Rafael Blasco, la de convocar elecciones es una propuesta “de cara a la galería”. En su opinión, los partidos de la oposición deberían conceder “un margen de confianza” a aquellos a quienes los ciudadanos han votado para resolver la grave situación que atraviesa España. Según Blasco, el problema no es la privatización o no de servicios, sino la “sostenibilidad” del modelo de salud que “ha puesto en peligro” la política del anterior Gobierno socialista.

Más información