El tercer raíl es diez veces más barato que un corredor nuevo

Él director general de Transportes confía en que el proyecto se licite en 2013

El proyecto de tercer raíl es una simplificación del corredor mediterráneo de mercancías. Y mucho más barato y factible. El director general de Transporte de la Generalitat, Carlos Eleno, desmenuzó ayer el estudio que la ministra de Fomento, Ana Pastor, hizo suyo el pasado lunes en su visita a Valencia. “Es la forma más rápida de conseguir la conexión internacional para los trenes de mercancías”, subrayó Eleno. Si un kilómetro de tercer hilo cuesta 2,2 millones de euros, la construcción de una nueva plataforma, con dos carriles exclusivos para carga, costaría 20 millones de euros, diez veces más.

“Para nosotros, el tercer hilo ya es corredor”, agregó el director, que hizo hincapié, ante las críticas recibidas por los empresarios, que temen que esta obra sustituya al más ambicioso corredor, es que es una opción realista y rápida a la vista del bajo tráfico de mercancías que se mueve en España por vía férrea.

El tercer carril, hilo o raíl se coloca sobre la plataforma ferroviaria convencional por la que circulan los trenes de pasajeros y que tiene ancho ibérico. En ese carril —que componen dos hilos— se instala un tercero que cambia el ancho y por el que pueden circular trenes de mercancías en ancho internacional. Esta fórmula permite a esos convoyes rodar sin pérdida de tiempo por los ferrocarriles de ancho europeo del resto del continente. Se tiende el hilo, en algunos tramos se cambian las traviesas, se señaliza y revisa la electrificación. Pero nada más. No hay que aplanar terrenos y construir una nueva plataforma.

La desventaja es que la carga solo puede circular de noche —porque la prioridad es para los trenes de pasajeros— y solo hay un carril para ambos sentidos, lo que exige la construcción a lo largo del trazado de apartaderos de 750 metros de largo —prácticamente inexistentes en España— para que los convoyes circulen por un solo carril.

Los cuellos de botella aparecerían en las cercanías de Barcelona y Valencia

El proyecto de tercer raíl que Eleno presentó el lunes ante la ministra se extiende desde Castellbisbal (Barcelona) hasta Alicante, con 557 kilómetros de longitud y un presupuesto de 1.230 millones de euros. El director de Transportes aseguró que el trazado parte del desdoblamiento de vía en el tramo de Castellón y Tarragona. Los cuellos de botella, según el estudio, podrían darse en un futuro en el área de cercanías de Valencia y Barcelona, para lo que el informe ya ha previsto refuerzos que elevan el coste del tercer carril hasta los 1.574 millones de euros. Los enganches de puertos e industrias como la Ford al tronco principal del corredor correrán a cargo de ellos mismos. “De ahí que sea tan importante que se pongan ya manos a la obra”, dijo. Eleno ve factible que los proyectos salgan a licitación a lo largo de 2013 y las obras se ejecuten en los dos o tres años siguientes, pero ese es un asunto que depende enteramente del ministerio. En 2016 el tercer hilo debe estar implantado desde la frontera francesa hasta Alicante.

“Las empresas quieren que la mercancía sea transportada de forma regular, aunque el tráfico sea lento. Los operadores no entrarán si no hay certidumbre en los tráficos”, agregó el director de la Generalitat. El transporte de mercancías por ferrocarril es anecdótico todavía en España y con el corredor se multiplicaría por diez.

Por otro lado, la asociación Tecnimed va a pedir sendas entrevistas con la delegada del Gobierno y con la consejera de Infraestructuras, Isabel Bonig, para pedirles que las ingenierías valencianas puedan participar en la redacción de proyectos del tercer hilo y no sea solo Ineco, sociedad de Fomento, quien lo haga.

Obras imprescindibles para el tercer hilo

El estudio de la Generalitat parte de actuaciones, ya previstas, que se desarrollarán de forma que no interfieran en el tercer raíl:

Cambio de ancho en el tramo La Encina-Xàtiva de la vía destinada a la alta velocidad. Antes debe acabarse la duplicación de la vía L’Alcúdia-Xàtiva.

Reparación y adecuación del túnel de la vía convencional en La Encina.

Conexión de la nueva vía de mercancías en sus extremos sur (Almussafes) y norte (entre el viaducto del nuevo cauce del Turia y Font de Sant Lluís), así como su electrificación y señalización.

Conexión a la nueva vía de mercancías del ramal de acceso a Ford en Almussafes.

Variante de Vandellòs, en Tarragona, en ejecución, con traviesas de doble ancho.

Se propone el acceso de los puertos de Castellón y Valencia, dotando de tercer carril a las vías existentes.

Conexión al puerto de Sagunto por el nuevo acceso sur, ahora en proyecto, con vía de dos anchos.

El tramo puerto de Alicante-Sant Vicent del Raspeig es susceptible de utilizarse con tracción diésel, sin necesidad a corto plazo de electrificación. En este punto está previsto un apartadero.

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS