Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DRAMA DE LAS CUENTAS PÚBLICAS

El IVO denuncia a la Generalitat por la deuda

El centro presenta una denuncia en los juzgados para reclamar 23 millones de euros

La entidad prepara otras dos demandas por 16,5 y 18,5 millones de 2008 y 2009

El Instituto Valenciano de Oncología (IVO) ha dado un paso al frente para cobrar los 58 millones de euros que le adeuda la Consejería de Sanidad desde 2009. El centro ha presentado una denuncia en el registro general de los juzgados para reclamar 23 millones de euros por tratamientos prestados a miles de enfermos el pasado año. Se trata del primer contencioso del hospital por impago contra la Generalitat en sus 35 años de historia y precederá a las dos denuncias que la clínica prepara para cobrar la deuda de 2009 (16,5 millones) y 2010 (18,5), que siguen itinerarios jurídicos distintos, según el instituto. La denuncia llega un mes después de que el IVO registrase una reclamación administrativa y del silencio de Sanidad.

El hospital solicita al Consell la deuda más los intereses de demora —400.000 euros— y confía en que en “un plazo breve” el juez dicte una resolución que inste a la Generalitat a abonar el primer tramo de los impagos. El periodo de respuesta de los tribunales podría ser de 10 días, como recoge la vía exprés del contencioso administrativo utilizada por el IVO, según fuentes jurídicas.

Una semana después de que EL PAÍS desvelase los planes del IVO de activar su artillería jurídica contra la Generalitat, el centro desconoce cuándo cobrará. “No se ha puesto en contacto con nosotros de forma oficial ningún representante de la Administración”, admite el director económico de la clínica, Manuel Llombart. El consejero de Sanidad, Luis Rosado, derivó los impagos al plan de proveedores y prometió “controlar” el envío de pacientes al hospital, que hasta el pasado marzo han caído un 20%.

La deuda de 58 millones responde a tratamientos de medicina oncológica prestados fuera de la asignación anual del Consell. La clínica tiene la obligación de absorber a todos los pacientes procedentes de hospitales públicos o de la libre designación de centro, ya que mantiene un concierto con la Generalitat desde 1987. El compromiso de mantiene aunque el centro no cobre.

JOAQUÍN GIL, Valencia