Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP relanza su ofensiva contra la salud financiera de Andalucía

La Junta dice haber realizado operaciones de financiación por 4.240 millones

Los populares alertan de que Hacienda "no ha colocado ni un euro" de la deuda prevista

Rafael Carmona, responsable de Economía del PP.
Rafael Carmona, responsable de Economía del PP.

El PP lanzó una ofensiva un par de meses antes de las elecciones autonómicas del 25 de marzo sobre la seguridad financiera de la Junta de Andalucía en la que participaron los principales miembros del Gobierno y del PP andaluz. Lo inició la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, cuando mostró en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros su “gran preocupación” por las cuentas andaluzas. Le siguió el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien habló de un “agujero negro” en el déficit andaluz. Y lo escribió en su cuenta de Twitter el líder del PP andaluz, Javier Arenas: “Quienes han llevado a la Junta de Andalucía a la suspensión de pagos a dos meses de las elecciones no pueden presumir de rigor presupuestario”.

Pasados los comicios y una vez comprobado que Arenas, en su cuarto intento como candidato a la presidencia de la Junta, ha vuelto a fracasar políticamente al quedarse a cinco escaños de la mayoría absoluta, pese a ganar, los populares ha vuelto con el mismo brío a poner en duda las finanzas de la comunidad.Si el martes, Arenas aprovechó una reunión del grupo parlamentario popular en Islantilla, a 160 kilómetros de Sevilla, para alertar de que los partidos de izquierda que negocian un acuerdo de gobernabilidad actuarán de “tapadera de la gravísima situación financiera de la Junta”, este miércoles le tocó el turno al responsable de Economía del PP, Rafael Carmona.

Según el también diputado electo por Córdoba, la Junta de Andalucía “no ha colocado ni un euro” de los más de 7.000 que la Administración autonómica previó como emisión de deuda pública a largo plazo en los presupuestos de la comunidad de 2011 y de 2012 y que, además, "emergerán en breve unos 4.500 millones en facturas" que no se han pagado a proveedores, que estaban “en el cajón” y que “se están volviendo a tramitar”, lo que aumentará el “endeudamiento andaluz”. Según Carmona, la Administración andaluza “solo ha conseguido colocar 791,80 millones de euros” de los 3.700 recogidos en los presupuestos del pasado año y, en lo que va de 2012, “nada de nada” de los 4.676,9 millones de euros fijados también en las cuentas andaluzas. Esto significa que, de los 32.000 millones de euros que la Junta previó ingresar en el ejercicio de 2011, “faltan 7.000 porque solo se han recaudado 25.000 y, en su gran mayoría, gracias a las transferencias del Estado”, dijo Carmona.

La Consejería de Hacienda y Administración Pública desmintió en un comunicado los datos referidos a la emisión de deuda y aseguró que en 2011 colocó 3.276,5 millones de euros en diversas emisiones de deuda y en 2012 “ha recaudado 964,33 millones” derivada de diversas operaciones de financiación. De estos 3.276,5 millones, 600 millones se corresponden con el importe colocado a través de la emisión realizada con destino a inversores minoristas en 2011; el resto, proceden de emisiones de deuda destinadas a inversores institucionales, préstamos con entidades bancarias, y financiación del Banco Europeo de Inversiones (BEI). El BEI también prestó 450 millones en 2012, mientras que a través de los llamados bonos patrióticos la Junta logró 514,3 millones.