Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los directores de instituto rechazan dar clases de refuerzo en julio

Los profesores creen que la idea del Consell “no tiene sentido”

El presidente de la asociación de directores de Secundaria de la Comunidad Valenciana, Vicent Baguetto, se pronunció este sábado a favor de trasladar los exámenes de septiembre a junio porque sería beneficioso “tanto desde el punto de vista del éxito escolar como para la organización de los centros”. Baguetto considera que con esta medida se podría evitar el “colapso” que sufren en las primeras semanas de septiembre. Sin embargo, al colectivo no le ha gustado nada la propuesta del Consell, recogida en la nueva orden de la Consejería de Educación, de que julio sea un mes en el que se realicen clases de refuerzo. “No tiene sentido”, considera el portavoz de los directores de instituto.

El borrador de esta orden “clarifica” que las vacaciones del profesorado son en agosto y que julio, aunque sea “un mes no lectivo” (ya lo era), está dedicado a la formación de los docentes, el refuerzo contra el fracaso escolar y otras actividades. El borrador también prevé que los exámenes extraordinarios de septiembre se celebren en julio e, incluso, que pueda haber pruebas tanto en julio como en septiembre.

EUPV critica que el Consell lanza una cortina de humo por los recortes

El portavoz defendió que los exámenes de septiembre son “una mamarrachada”, ya que el índice de aprobados solo alcanza a entre el 5% y el 7% de los presentados. Por esta razón, los directores no ven “mucho sentido” a que se desarrollen clases de refuerzo en el mes de julio, que debe dedicarse a preparar el curso siguiente.

Baguetto recordó también que el Plan Exit que puso en marcha Educación ha sido un “programa fracaso” y agregó que es “mucho más operativo que el mismo profesor que ha estado con un alumno durante nueve meses le atienda unas semanas más, sin el paréntesis vacacional, para ayudarle a conseguir los objetivos marcados”.

Los padres de alumnos valoran el borrador a falta de tener el detalle

Por su parte, la coordinadora general de EUPV y portavoz en las Cortes, Marga Sanz, criticó lo que en su opinión es un intento de la Consejería de Educación, Formación y Empleo de “desacreditar al profesorado diciendo que no hacen nada en el mes de julio” cuando este periodo, ha recalcado, “siempre se ha dedicado a la formación del profesorado, a cerrar los trabajos administrativos y a planificar el siguiente curso”.

La dirigente de EUPV destacó que el Gobierno autonómico “tendrá que aclarar si cambiará el carácter no lectivo del mes y quién dará las clases de repaso durante julio”. A su juicio, “intentan demostrar que hacen algo cuando lo que están haciendo es introducir confusión y propuestas irrealizables”.

“Si los interinos se quedan en la calle en julio, ¿quién asumirá las clases de repaso o incluso el anticipo de los exámenes de septiembre?”, se preguntó la síndica de EUPV, para quien estas medidas son “una cortina de humo frente al fracaso estrepitoso ante la opinión pública de los recortes educativos y de la grave situación que provocan los impagos del Consell”.

También reaccionaron ayer al borrador del Consell los padres de alumnos, que en principio consideran positivo el nuevo calendario escolar que propone la Generalitat a falta de conocer la “letra pequeña”.

El vocal de la Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos y Padres (Concapa) en la Comunidad Valenciana, Jesús Mandingorra, valoró la “liberalización”. En su opinión, se trata de una idea que parece “interesante”, pero agregó que los profesores no tienen que trabajar más, por lo que considera que “habrá que estructurar” esta cuestión de algún modo. Y el presidente de la Confederación Valenciana de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Covapa), Ramón López, aseguró que la posibilidad de “flexibilizar” el horario de los centros escolares ya existía.