Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La renta agraria cae un 3,7% por el hundimiento de los precios del aceite

La Junta urge al Gobierno medidas legislativas contra la gran distribución

Olivares de Jaén. Ampliar foto
Olivares de Jaén.

La renta agraria en Andalucía fue durante 2011 de 7.655 millones, lo que supone un descenso del 3,7% con relación al año anterior. La caída, que es menor que en el conjunto nacional (-4,5%) y europeo (-5,6%), se debe principalmente al hundimiento de los precios del aceite de oliva, lo que ha hecho que el peso de este sector en la producción agraria andaluza haya retrocedido hasta el 15%, frente al 54% de las frutas y hortalizas.

En el balance del año agrícola 2011, que ha presentado hoy en Jaén la consejera de Agricultura, Clara Aguilera, destaca el aumento en un 5% de las exportaciones agroalimentarias, que ascendieron a 6.397 millones. El aceite de oliva, con 1.193 millones, lideró las ventas al exterior, seguido del tomate (557) y aceitunas (434). Los países de la UE acapararon el 75% de las exportaciones, frente a menos del 5% de las ventas a Estados Unidos. Con todo, la balanza comercial agroalimentaria, con un saldo positivo de 3.285 millones, cayó un 8% debido al crecimiento de las importaciones de azúcar, aceites vegetales y bebidas espirituosas.

Pese al escenario de crisis, hay un dato que permite constatar que el sector agrario sigue siendo un refugio de muchos parados. Así, en diciembre de 2011 se superaron los 517.000 afiliados al Régimen Especial Agrario (REASS) por cuenta ajena, la cifra más alta desde el año 2004. Eso sí, el número de ocupados agrarios, con una media de 216.500, retrocedió un 6% respecto a 2010.

La consejera de Agricultura ha vuelto a insistir en que la excesiva atomización de las empresas agrarias (mucho más acusado en el sector oleícola, con 820 almazaras y 600 envasadoras en la comunidad) lastra los resultados económicos. En los últimos tres años apenas 47 empresas se han acogido a procesos de integración. “Es una cifra insuficiente, a ese ritmo tardaríamos 10 años y es un tiempo que no tenemos”, ha alertado Aguilera, que ha pedido la implicación del Estado y de la Unión Europea en este campo.

Pero, teniendo en cuenta que la renta de los olivareros depende en un 60% de los precios frente al 40% de las ayudas, la titular de Agricultura ha cargado contra la gran distribución por la presión que ejercen sobre los productores y por utilizar el aceite como producto reclamo en las grandes superficies. “O hacemos un proyecto legislativo para intervenir en la cadena alimentaria o la situación de presión será cada vez más dura para los agricultores”, ha exclamado Aguilera tras admitir el fracaso del almacenamiento privado del aceite.

Frente a la negociación de la nueva Política Agraria Común (PAC), la consejera ha mostrado el rechazo andaluz a la propuesta del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, de aplicar una PAC uniforme en todas las comunidades, algo que, según Aguilera, supondría un importante trasvase de fondos a otras regiones desde Andalucía, que recibe anualmente 1.680 millones en ayudas directas de Bruselas. Andalucía busca alianzas en otros países europeos tras admitir la “dificultad” para encontrar acuerdos internos en comunidades con otro color político.