El Ayuntamiento de Madrid anuncia que cierra 2011 con déficit “0,0”

Lissavetzky denuncia que “lleva sin pagar puntualmente a los proveedores desde 2008”

“Hemos hecho los deberes”, ha afirmado esta mañana el vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva. El Consistorio de la capital asegura que tiene previsto que la liquidación del ejercicio de 2011 tenga un déficit "del 0,0". Es decir, habrá gastado exactamente lo mismo que ingresó. La liquidación debe aprobarse antes del 30 de marzo. Villanueva ha anunciado el dato de déficit después de que ayer el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, comunicara a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que para este año mantendrá el objetivo de déficit en el 0,3% para las haciendas locales.

"Se demostrará el compromiso del Ayuntamiento de Madrid y que hemos hecho los deberes cuando la previsión es de un escenario de déficit para las haciendas locales de un 0,3% y nosotros esperamos un 0,0", ha asegurado Villanueva en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. Se refiere a contabilidad presupuestaria, no a contabilidad nacional. El Plan Económico Financiero aprobado por el Consistorio, con el que está previsto reducir la deuda de Madrid al 50% para 2016, contemplaba liquidar las cuentas de 2011 con un ligero déficit, pero los ingresos han mejorado.

El vicealcalde ha evitado ofrecer una cifra aproximada de dinero que puede corresponder a Madrid dentro de la línea de financiación estatal diseñada para que los ayuntamientos se pongan al día con el pago a proveedores. “No puedo dar el dato por una cuestión de prudencia”, ha asegurado. El Consistorio espera con interés los presupuestos generales del Estado, que son los que le permitirán conocer con qué ingresos contará. Serán, ha adelantado Villanueva citando a Mariano Rajoy, “extremadamente complicados”.

A la pregunta sobre la fecha de las facturas más antiguas que esperan cobrar los proveedores municipales, el vicealcalde ha asegurado que hasta 2010 el Ayuntamiento pagó en tiempo y forma a todos sus acreedores y ha aprovechado para decir que fue el Gobierno de Zapatero el que impidió seguir haciéndolo al no permitir refinanciar la deuda de los municipios. El portavoz el grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, no ha tardado en denunciar que el Ayuntamiento “lleva sin pagar puntualmente a los proveedores desde 2008”.

En un comunicado, Lissavetzky ha exigido saber “cuál es la realidad de Madrid en cuanto a deudas, si hay o no facturas en los cajones”. En su opinión, “cuando en el 2011 se financió vía ICO el pago a proveedores, resoluciones extrajudiciales demostraron que sí había facturas en los cajones. Si no son claros vamos a vivir situaciones como las que ya hemos vivido: Teníamos una deuda con proveedores de 900 millones el año pasado. Se hizo un aporte vía ICO y se redujo a 600 millones. Y ahora se ha convertido en 986 millones. Y por eso queremos saber si sigue habiendo facturas en los cajones. Exigimos claridad al gobierno de Ana Botella”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Elena G. Sevillano

Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS