Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vecinos de Prosperitat rechazan los pisos sostenibles que proyecta Trias

CiU, en la oposición, se alió con el rechazo vecinal a un proyecto que impulsó el gobierno de Hereu en el mismo lugar

Aliado con la oposición vecinal o no, según la circunstancias. El grupo de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona en el anterior mandato, cuando estaba en la oposición, se alió con los vecinos del barrio de Prosperitat en las protestas e iniciativas contra  la construcción de un bloque de viviendas en un solar entre el paseo de Valldaura y la avenida de Rio de Janeiro. Ahora,  el gobierno municipal de CiU quiere construir en ese mismo emplazamiento una manzana de pisos autosuficientes, uno de los proyectos que con más empeño defiende el área de Hábitat Urbano.  Los vecinos de Prosperitat no dejan de estar perplejos por el cambio de posición: "No podemos entender que hace tres años hasta pagaran una sardinada popular contra el proyecto de un bloque de pisos dotacionales que quería hacer el bipartito y ahora resulta que lo quieran hacer ellos", apunta Albert Recio, de la asociación de vecinos de Prosperitat. 

En aquellas movilizaciones vecinales, CiU también colocó carteles en el barrio en contra del proyecto. Y el edil nacionalista adscrito a Nou Barris entonces, Antoni Vives, ahora teniente de alcalde de Hábitat Urbano, fue uno de los que no evitaron críticas al proyecto, recuerdan los vecinos, que hablaron con él en más de una ocasión.

El solar formaba parte de los terrenos de Renfe-Meridiana que fueron adquiridos por el Consistorio. Estaban calificados como zona verde y el plan que promovió el gobierno socialista modificó parte del solar para construir equipamientos. Lo que promovieron en realidad fue un bloque de 125 pisos dotacionales y los equipamientos no se programaron. Los vecinos no consiguieron paralizar el cambio de calificación urbanística, pero el proyecto de las viviendas, como otros tantos, entró en barrena por la crisis. Ahora, el gobierno de CiU quiere realizar en ese solar un programa de viviendas autosuficientes, uno de los empeños del arquitecto jefe, Vicente Guallart.

Los vecinos de Prosperitat están indignados por la falta de información. "No se ha comentado nada en el distrito y no hemos sido informados de nada", añade Recio. Sostienen que el proyecto actual, además, no tiene sentido porque son pisos dotacionales para la tercera edad, "cuando en el barrio hay una torre de 16 pisos vacía que está destinada a un centro de día y pisos tutelados para la tercera edad" , según destaca un comunicado de la asociación. Así las cosas, los vecinos creen que lo que se debe priorizar son los equipamientos de barrio que llevan reclamando años, como un casal para jóvenes -el que tienen está en barracones-, un casal de barrio y una biblioteca. Demandan que se abra un proceso participativo y que CiU explique por qué ahora promueve un proyecto sobre el que se había manifestado públicamente en contra.