Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberdrola corta la luz a oficinas del Ayuntamiento de Valencia por impago

La compañía interrumpe durante horas el suministro de una oficina y una biblioteca

El Consistorio asegura que la compañía ha restablecido el fluido eléctrico

Los locales municipales ubicados en la calle Arzobispo Mayoral, 14, de Valencia, que acogen el Jurat Tributari, el servicio de Relaciones Internacionales y una parte del servicio de Informática, han estado durante horas sin suministro eléctrico por los impagos a Iberdrola. Joan Ribó, portavoz del Grupo Municipal de Compromís, lo ha comprobado en persona esta mañana durante una visita a estas dependencias. La compañía ha cortado también la luz a una biblioteca pública de la avenida del Puerto de la capital. A estas horas, Iberdrola ha restablecido el servicio, según un portavoz oficial del Ayuntamiento.

"El encargado de la empresa suministradora cortó el servicio, dejando sin medios de trabajo, ni calefacción ni posibilidad de trabajar con los ordenadores a todo el personal funcionario, no pudiéndose cubrir el servicio ni las funciones", ha denunciado Ribó.

Ribó ha conversado con los funcionarios afectados, que le han comentado que están a la espera de recibir órdenes de la alcaldía. Los trabajadores del servicio de Informática afectados han tenido que recoger sus equipos, explica el portavoz de Compromís, y trasladarse a la sede municipal de Tabacalera.

Ribo exige explicaciones del corte a la alcaldesa Rita Barberá y le pregunta si es un caso puntual "o el comienzo de lo que va a suceder con el resto de servicios municipales". Compromís solicitará una relación de facturas pendientes de pago de todas las dependencias municipales.

La deuda del Consistorio con Ibedrola es abultada. Hace cinco meses, el Consistorio abonó a la compañía 7 millones de euros que le debía pero sigue pendiente el pago de otros seis. Un portavoz oficial ha insistido en que los cortes de luz se han producido porque Iberdrola ha aplicado sus protocolos, pero el gobierno local negocia con la compañía una compensación -Iberdrola adeuda al Ayuntamiento 2,5 millones de euros por obras en la vía pública- que reducirá la factura con ellos a dos millones de euros.

El vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, no ha ocultado su malestar por la denuncia del portavoz de Compromís. Según Grau, el Consistorio está dando prioridad a los proveedores pequeños y medianos frente a los grandes, como es el caso de Iberdrola.