Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los recortes en educación sublevan a las universidades y las escuelas

Profesores y alumnos se encierran en decenas de centros educativos

Funcionarios protestan ayer contra los recortes presupuestarios frente al Parlamento catalán.
Funcionarios protestan ayer contra los recortes presupuestarios frente al Parlamento catalán.

La educación pública catalana se ha levantado en pie de guerra ante los recortes presupuestarios de la Generalitat. Los sindicatos alertan de que el tijeretazo puede provocar el despido de unos 700 profesores solo en tres de las siete universidades públicas catalanas durante el curso académico actual. Las medidas de recorte sublevaron ayer a la educación catalana y profesores y alumnos se encerraron en cuatro universidades y medio centenar de escuelas.

Las protestas en los distintos ámbitos educativos no fue una casualidad: el Gobierno catalán aprobó ayer los presupuestos que materializan otro ajuste para Enseñanza de 4.595 millones de euros, el 5% menos que el año pasado, cuando también se pasó la tijera por este departamento. En los dos años de Gobierno de CiU, Educación ha reducido el presupuesto en 627 millones, el 12%.

Ocupaciones

Profesores y alumnos se encerraron durante la noche del martes al miércoles en decenas de colegios y en cuatro universidades (la Autónoma de Barcelona, la Politécnica, la de Lleida y la de Girona). En la Autónoma la protesta tenía el aliciente añadido de que ayer por la mañana se reunía el consejo de gobierno de la universidad para decidir cómo se aplica el recorte en la partida de profesorado e investigadores. La reunión finalmente se suspendió, ya que unos 150 manifestantes habían ocupado la sala donde se debía celebrar. Las universidades catalanas han anunciado actos de protesta a lo largo de este mes, que culminarán en la huelga general de las universidades públicas catalanas convocada para el 29 de febrero.

La protesta contra los recortes se extendió también a colegios e institutos, la mayoría de ellos en el área metropolitana de Barcelona. Decenas de docentes de entre 50 y 80 centros, según los sindicatos, se encerraron en los centros el martes para pasar allí la noche. “No nos llegan los recursos y ya estamos cansados”, explicó Casto García, director del centro Josep Boada de Barcelona, en el que se encerraron unas 20 personas.

En la educación básica y secundaria denuncian recortes de plantilla y sustituciones no cubiertas. “La mayoría de los centros se ven abocados a cerrar líneas educativas y grupos de bachillerato cuando las clases ya estaban bastante masificadas”, critica la UGT.