Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cúmulo de cargos de Prat tiñe de sospecha los recortes en Tarragona

Las operaciones caen el 15% en los hospitales tarraconenses del ICS

Los centros que gestiona Innova, que dirigía el presidente del ente público, salvan su actividad

Josep Prat.
Josep Prat.

La magnitud de la reducción de las operaciones en los hospitales públicos de Tarragona contrasta con el impacto casi inexistente que el ajuste presupuestario tuvo durante los 10 primeros meses de 2011 en los centros sanitarios de esa misma zona que gestiona Sagessa. Esta empresa filial del holding Innova, que hasta la semana pasada presidió Josep Prat, también presidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS), ha logrado prácticamente salvar su actividad en las áreas donde competía para captar recursos del Departamento de Salud. Los datos de intervenciones quirúrgicas facilitados en el Parlament por el consejero de Salud, Boi Ruiz, confirman un impacto desigual del tijeretazo que ha levantado sospechas de favoritismo entre los sindicatos y el personal sanitario del ICS. “La dirección del ICS barre para casa para favorecer a Sagessa”, aseguró ayer a este diario Carmen Buil, responsable del sindicato Médicos de Cataluña del hospital Joan XXIII de Tarragona.

El hospital Joan XXIII y el Verge de la Cinta de Tortosa, los dos hospitales de la demarcación y que gestiona el Instituto Catalán de la Salud (ICS), redujeron las operaciones el 15% cada uno. Los centros de Sagessa más próximos a estos hospitales del ICS, sin embargo, prácticamente salvaron su actividad: el hospital Sant Joan de Reus, emblema de Innova, realizó el 3,5% menos de intervenciones; el Hospital Comarcal de Amposta, por su parte, incluso realizó el 6,7% más de operaciones que el año pasado en un contexto marcado por el cierre de plantas y quirófanos que han padecido los centros del ICS.

El gerente del ICS justifica las diferencias por motivos clínicos

 

El balance, especialmente que un hospital incremente las operaciones en plena época de recortes, ha irritado a los empleados del ICS en Tarragona pese a que Salud asegura que el presidente del ICS no interviene en la gestión de la actividad asistencial de los centros. “No son solo sospechas: el hospital Sant Joan de Reus sigue operando por las tardes, cuando a nosotros el ICS nos obliga a cerrar quirófanos”, detalló Buil. “Se han cebado en el Joan XXIII porque acaban de construir el nuevo Sant Joan de Reus, un hospital demasiado grande para la población que cubre. No tiene sentido que los hospitales públicos paguemos por eso”, añadió Loli Lorente, delegada de UGT del Joan XXIII. “Todo queda explicado con las dimisiones que ha habido últimamente”, añadió Buil en relación con las dimisiones que Prat anunció a principios de mes. El presidente del ICS abandonó sus cargos al frente de Innova y como vicepresidente de USP Hospitales, uno de los mayores grupos sanitarios privados de España, con varios centros en Barcelona y Girona.

El director gerente del ICS, Joaquim Casanovas, rechazó tajantemente que los cargos de Prat en Sagessa y en el ICS hayan influido en la aplicación de los recortes. “Son decisiones que solo competen al equipo gestor del ICS, entre ellos yo mismo”, subrayó ayer a preguntas de este diario. Casanovas esgrimió que el distinto impacto en los centros del ICS y los de Sagessa puede deberse a un cúmulo de factores. “¿Por qué cae más en los hospitales del ICS de Tarragona? Solo se han suprimido las intervenciones no urgentes y hemos mantenido las prioritarias. En función de la estructura de las listas de espera de cada hospital y de las distintas patologías de cada paciente, pueden generarse variaciones”, aseguró, antes de destacar: “El ICS aplica decisiones sin saber qué hacen el resto de los hospitales públicos, no es nuestra función”.

Mas defiende a Prat y reta a la oposición a acudir a la justicia

 

Pese a que la Oficina Antifraude ha abierto una investigación sobre si la acumulación de altos cargos públicos y privados de Prat comporta alguna irregularidad, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, insistió ayer en defender al presidente del ICS en el pleno del Parlament, informa Maiol Roger. “El señor Prat no ha cometido ninguna irregularidad. Si así lo consideran, ustedes hagan las acciones que deban hacer para que los tribunales puedan intervenir”, espetó un desafiante Mas al líder de Ciutadans, Albert Rivera.

Compatibilidad de cargos públicos y privados

Mantener un pie en la Administración pública responsable de gestionar la sanidad y el otro en las empresas privadas que compiten para obtener el mayor beneficio posible de actividades relacionadas con el sector sanitario supone una situación defendible para el consejero de Salud, Boi Ruiz.

El expresidente de la patronal de la sanidad privada, que sin embargo tuvo que dejar ese puesto para asumir el cargo de consejero, pidió ayer en el Parlament que los altos cargos del sector privado puedan colaborar con el sector público.

Con relación al presidente del Instituto Catalán de la Salud, Ruiz subrayó que el “prestigio profesional” de Josep Prat le avala para mantenerse al frente del organismo público con la misión de trocear el ICS en una veintena de pequeñas empresas públicas abiertas a colaborar con el sector privado.