_
_
_
_

‘Informe semanal’, el milagro periodístico del tardofranquismo, cumple 50 años en antena

La 1 emite un especial presentado por Ana Blanco desde Bilbao recordando el medio siglo de historia del programa. Lo hace en su horario de siempre: el sábado por la noche

Ana Blanco en Bilbao, durante el programa especial de 'Informe semanal' por su 50 aniversario. En vídeo, cabecera conmemorativa.
Héctor Llanos Martínez

Fue un milagro periodístico del tardofranquismo, uno de los hitos de la Transición y, 50 años después de su estreno, es el programa más veterano de la televisión pública, además del más antiguo en su género en Europa. Informe semanal se ha mantenido en Televisión Española durante las 14 legislaturas del Gobierno español y por él han pasado 16 directores y más de una treintena de presentadores, asomándose a los espectadores casi siempre en una misma franja horaria: los sábados por la noche.

El programa de reportajes inició sus emisiones un 31 de marzo de 1973 bajo el nombre de Semanal informativo. Fue una decisión de Pedro Erquicia, a quien la cadena pública mandó a Estados Unidos como ojeador, en busca de un formato televisivo que pudiera importar. De todo lo visto, se quedó con el 60 Minutes de la CBS. Desde el principio fue un espacio que apostó por la imagen y por un periodismo lleno de fuentes.

Este sábado 1 de abril, el emblema de la televisión pública española celebra sus 50 años con un programa especial que se emitirá en La 1 a las 21.30 y que recuerda “lo que ha sido y hasta dónde ha llegado”, cuenta su actual director, José Carlos Gallardo (Ponferrada, León, 49 años), en conversación telefónica. La emisión de una hora de duración, referencia a su inspiración original, se ha grabado en Bilbao, una ciudad que el responsable del espacio considera que “refleja el cambio de la sociedad española en este medio siglo”, y está presentada por Ana Blanco. La reina Letizia, que en el verano del año 2000 ejerció de presentadora sustituta del formato, enviará un mensaje en vídeo felicitando al equipo.

Pedro Erquicia, primer director y presentador de 'Informe semanal', en una imagen de 1977.
Pedro Erquicia, primer director y presentador de 'Informe semanal', en una imagen de 1977.TVE

Nacido en un contexto de censura

Los orígenes del programa son los de una televisión única en dictadura “en la que había mucha valentía”, cuenta Gallardo. Ese primer Informe semanal se las ingeniaba para engañar al censor y contar “cosas que no se podían contar y mirar a esos lados donde todavía no se miraba”. Lo hacía tratando muchos temas internacionales y pocos de política española. Mientras comentaba sobre el aborto y el divorcio en otros países, introducía el tema en España. Carmen Sarmiento, otra de las periodistas más relevantes de la historia del programa y una de las que participa en el especial, explicaba a Gallardo que su primer equipo “era una panda de veinteañeros y treintañeros que estaban experimentando y que les catapultó a sus propias formas de hacer periodismo”.

Baltasar Magro (Toledo, 73 años) ha participado en el espacio hasta en cuatro décadas distintas, desde los setenta a los dos mil. “Cuando llegué, era un joven entre periodistas con amplio recorrido. El programa tenía algo muy novedoso: un consejo de redacción, casi asambleario, que funcionaba bastante bien y con mucho respeto. Cada semana, se analizaban y debatían las cosas que se había emitido. Las críticas de mis compañeros con mi primer reportaje fueron durísimas y me sentí muy avergonzado. Luego, con el paso del tiempo, ellos tuvieron que sufrir las mías”, recuerda el periodista.

Durante la Transición, explica Magro, el programa ganó “un prestigio poderosísimo” que ha hecho que sea respetado por todos los gobiernos que se han hecho cargo de RTVE. “Ese momento fue una gran oportunidad para el espacio, porque se abrían las puertas de todo” y pudo seguir tratando por vez primera temas que no se habían tratado antes o asuntos como la homosexualidad.

Mari Carmen García Vela (Madrid, 80 años) presentó el formato entre 1983 y 1997 y fue uno de los rostros más conocidos de la cadena pública en esa época junto al de la propia Ana Blanco. “Los comienzos con Erquicia me tenían abducida como espectadora. Su llegada a la televisión fue algo sorpresivo en este país, por su calidad desconocida hasta ese momento”, cuenta por teléfono. Al recordar la etapa en la que ella participó en el espacio, se ha sorprendido sobre “cómo se repite la historia, los fallos y los éxitos de la humanidad, en la parte política, social y económica”, dice. El repaso que este sábado TVE hace a su programa decano es el repaso a medio siglo de la sociedad española.

Entre los setenta y ochenta, García Vela fue una de las primeras mujeres que se puso al frente de un programa informativo junto a Rosa María Mateo, Rosa María Artal, Adela Cantalapiedra y Pilar Trenas, quien también lo dirigió en esa época, como lo hizo María Antonia Iglesias. “Era sin duda un buen lugar para las periodistas femeninas”, asegura.

Mari Carmen García Vela, una de las presentadoras de 'Informe semanal' en sus 50 años de existencia.
Mari Carmen García Vela, una de las presentadoras de 'Informe semanal' en sus 50 años de existencia.

En esa década, Magro llegó a ser director durante unos meses, nombrado por Pilar Miró, en un momento en el que “el programa había crecido en medios y contaba con mucho apoyo de la casa (RTVE)”. En su etapa más importante, a partir de los noventa, ya habían llegado otras televisiones. Además de las privadas, estaban las cadenas autonómicas. Competían con el fútbol y con programas del corazón. Los tiempos cambiaban. “Recuerdo una reunión con el equipo de marketing de la cadena en que me mostraban las emisiones simultáneas del programa con los de la competencia, en las que me explicaban que si emitíamos un contenido largo, la gente se marchaba a otros canales. No les hice ningún caso. Les dije que me daba igual porque así no trabajábamos en la televisión pública”, rememora.

Tanto García Vela como Magro admiten que el programa ha capeado las presiones de las distintas administraciones del ente público. “Cuando manejas material tan sensible en un programa que es una joya, claro que las hay”, comenta el periodista. “Algunas veces, me han llegado sugerencias. A veces no las he hecho caso y otras sí, Siempre han sido decisiones personales. La primera vez que me ocurrió como director, me fui por mi propia voluntad. Y la segunda vez me echaron… Pero en líneas generales, se ha respetado mucho el programa y es lo que ha permitido su éxito”, amplía.

Tanto sus dos directores como su presentadora desearían que Informe semanal volviera a durar 60 minutos en vez de la media hora actual. Creen que el espacio ganaría en profundidad en tiempos de formatos cortos. E incluso en repercusión, ya que su curva de audiencia más alta suele ocurrir en sus minutos finales, apunta Gallardo.

El reto de Gallardo es actualizar un clásico sin cambiarlo demasiado. “Ante un periodismo actual que está siempre tan expuesto a la rapidez y las últimas tecnologías, tienes que afrontar el presente de Informe semanal al margen de toda esa influencia externa. Queremos combinar la actualidad con la reflexión y el análisis, sin cambiar lo que ya se planteaba Pedro Erquicia y su primer equipo en el año 1973. Ahora, debemos tener en cuenta cómo se consume la información, y asegurarnos que sea lo más atractiva posible y que emocione″, explica él mismo.

Grandes momentos del programa, para algunos de sus creadores

Mari Carmen García Vela

“Recuerdo la entrevista a Irene Villa en el hospital tras ser víctima de un atentado terrorista con 12 años. Me costó. Fue una orden. Me parecía durísimo hacer hablar a una niña en ese terrible momento”.

Baltasar Magro

“Como reportero en los setenta, recuerdo un viaje a Argentina en plena dictadura en busca de sus desaparecidos, en un momento delicado. Íbamos prácticamente perseguidos por militares”.

“También destacaría los reportajes que hice sobre el terrorismo de ETA. Había muchas dificultades para grabar en el País Vasco. Una de las veces, nos robaron el equipo. Pero no la cámara, que valía varios millones de pesetas, sino las cintas. La intención era clara”.

“Otro momento difícil fue el sábado que asesinaron a Miguel Ángel Blanco. Tuvimos que tirar a la basura el programa que habíamos preparado y poner en marcha a un equipo de 40 personas para crear otro en cuestión de horas”.

José Carlos Gallardo

“Destacaría el Informe semanal especial que se hizo el 28 de febrero de 1981, justo tras el golpe de Estado de 23-F. Con Adela Cantalapiedra comenzando la emisión diciendo: ‘Les vamos a relatar lo que quizá no podíamos contarles”.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Héctor Llanos Martínez
Redactor especializado en nuevas narrativas audiovisuales (streaming, pódcast, redes sociales) y en el género documental, con varios años como autor del blog 'Doc&Roll'. Formado en Agencia Efe y elmundo.es, antes de llegar a Verne y la sección de Madrid de El País, escribió desde Berlín para BBC, Deutsche Welle, Cineuropa, Esquire o Yorokobu.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_