Bienvenidos al multiverso: guía para no perderse en el universo televisivo de Marvel

La compañía anuncia cuáles serán sus planes hasta 2025, con más peso que nunca en las series. Ordenamos sus próximos proyectos y destacamos qué tiene para ofrecer cada uno

De izquierda a derecha, She-Hulk, el Caballero Luna y Ms. Marvel, las nuevas caras visibles de las series de Marvel. En el vídeo, tráiler de 'She-Hulk, Abogada Hulka'.

Hace tres años que los héroes más poderosos de la Tierra derrotaron a Thanos. Con esa victoria, los Vengadores pusieron fin a su etapa tal y como los conocíamos en el cine. Y veteranos como Iron Man, el Capitán América o Viuda Negra se despedían de la agrupación. Pero, además de haber registrado la película más taquillera de la historia, Marvel puso fin a la Saga del Infinito y empezó la transición hacia la recién bautizada Saga del Multiverso, presentada de manera oficial el pasado sábado en la Comic Con de San Diego. El maestro de ceremonias fue el presidente de Marvel Studios, Kevin Feige, uno de los encargados de decidir qué pasa ahora con el universo cinematográfico: qué historias quieren contar, cuáles serán sus próximos protagonistas y hacia donde se dirigen. Gran parte de esta incógnita quedó resuelta después de una hora de anuncios en la que Feige hizo públicos los futuros proyectos de Marvel Studios para los próximos tres años. Para no perderse entre estos 40 estrenos, explicamos cuál es la hoja de ruta en esta nueva etapa televisiva del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM).

Con el fin de intentar hacer la vida menos difícil a los espectadores, hace unos años que Marvel agrupa sus producciones en fases, ordenadas numéricamente. Estas, a su vez, componen las grandes sagas, de las que por el momento solo se conocen dos: la primera, con Thanos como gran villano, fue la Saga del Infinito (2008-2019), que agrupaba las tres primeras fases; mientras que la Saga del Multiverso (2021-2025), donde tendrán que vencer a Kang el Conquistador, irá de la fase cuatro a la seis. La diferencia entre ambas reside principalmente en los productos televisivos. ¿Por qué? Cuando el estudio empezó esta aventura todavía no contaban con Disney+, que no llegó hasta 2019. La compañía dependía de manera exclusiva de sus películas en la gran pantalla. El resultado fueron menos proyectos divididos a lo largo de más años, más espaciados en el tiempo y con menos personajes secundarios. Esta nueva era ofrece todo lo contrario: fases que incluyen más contenido en un plazo más corto de tiempo.

La llegada de la plataforma de streaming ha dinamitado la hoja de ruta de Marvel. Disney+ ha abierto la oportunidad de crear muchos más proyectos que se complementan con las películas proyectadas en las salas: series que presentan a nuevos personajes y que desarrollan a otros que ya hemos visto en las películas, para que sus tramas avancen de manera paralela.

El propio Feige lo ha dejado claro: “La verdad es que cuando hacíamos la fase uno, la fase dos y la fase tres, había menos proyectos durante más años. Eran más pequeños e historias de personajes más individuales (...) A medida que las fases cuatro, cinco y seis se iban aproximando, hay más proyectos en menos años debido a todo el increíble material que ahora se nos permite hacer en Disney+, y a la obtención de personajes de Fox [Los cuatro fantásticos, Deadpool o los X-Men]. Y la sensación es que, después de Vengadores: Infinity War y Vengadores: Endgame, pensamos que las películas de los Vengadores ya no son la guinda del pastel”, aseguró en la Comic Con a MTV News. No obstante, esta formación volverá, aunque distinta a la original: “Estamos actualmente en medio de la Saga del Multiverso, que culminará en dos películas de los Vengadores”, aclaró Feige.

Antes ya se hacían series con personajes de Marvel —como Agentes de S.H.I.E.L.D. (2014-2020), que ahonda en el día a día de la agencia de inteligencia antiterrorista que dirige Nick Furia, el personaje de Samuel L. Jackson, pero en un segundo plano que no interfería con el argumento de las películas. Ahora la estrategia pasa por producir sus propias series para desarrollar las historias que se quedan fuera de la gran pantalla, pero que tienen una importancia mayor en la saga.

Las series como punto de enlace

La primera serie de Marvel Studios es Bruja Escarlata y Visión (2021), en la que se cuenta con detalle todo lo que ocurre a esta pareja tras Vengadores: Endgame (2019). Pero, además de presentar nuevos personajes, también sirve como precuela para allanar el terreno a Doctor Strange en el multiverso de la locura (2022). Algo similar ocurre con Falcon y el Soldado de Invierno (2021), que, tras Endgame, profundiza en el relevo de Falcon como nuevo Capitán América y en la relación de la dupla de personajes que da nombre a la serie. Y mientras que no son imprescindibles para disfrutar de las películas, ayudan a Marvel a pivotar entre ellas y a dibujar una perspectiva más completa de su universo. La primera temporada de Loki (2021) hace de contrafuerte a Spider-Man: No Way Home (2021) para justificar la llegada del multiverso, mientras que narra la historia del Dios del Engaño, también tras los sucesos de Endgame.

Así, la fase cuatro cumple con la función de carta de presentación para los nuevos personajes que van a tomar el relevo a los veteranos, y que son y serán los protagonistas de las 40 series y películas que Marvel ha agendado para la Saga del Multiverso. Un ejemplo son las series de orígenes: Ojo de halcón (2021), en la que entra en juego la arquera Kate Bishop; Caballero Luna (2022), con un tono más oscuro que se combina con la comedia negra, donde se da a conocer al personaje de Oscar Isaac; Ms Marvel (2022), más cercana al público adolescente, con la primera superheroína musulmana de la casa; o She-Hulk, Abogada Hulka (2022), la última serie de la fase, que nos traerá a la prima de Hulk, una abogada que intercalará los despachos con su nueva vida.

En la fase cinco, que llegará el año que viene y se extenderá hasta la primavera de 2024, las cosas prometen ponerse más serias. Además de las cinco películas agendadas, habrá seis series de Marvel que tendrán que defender la parrilla de Disney+. La primera, Secret Invasion, será una adaptación de la historia homónima de los cómics centrada en Nick Fury, que tendrá que lidiar con la invasión en la Tierra por parte de los Skrull —una raza alienígena y metamórfica introducida en Capitana Marvel (2019)—. Le seguirá Echo, que pondrá el foco en Maya Lopez, la primera superheroína nativoamericana del UCM presentada en Ojo de Halcón. Y, puesto que Echo es la hija adoptiva de Kingpin, villano principal de Daredevil, podría ser el punto de partida de Daredevil: Born Again, otra historia tomada directamente de los cómics que llegará un año después. En medio queda la segunda temporada de Loki, el desarrollo de Riri Williams —que estará en Black Panther: Wakanda Forever (2022), película que cierra la fase cuatro— como nueva Iron Man en Ironheart, y la serie de la bruja Agatha, personaje secundario de Bruja Escarlata y Visión que se ganó el derecho a su propia serie.

Para los 11 estrenos agendados en la fase seis —la última de la Saga del Multiverso— solo se han anunciado tres películas por el momento: Los cuatro fantásticos, Vengadores: la dinastía de Kang y Vengadores: Secret Wars. Si Marvel mantiene su nueva fórmula, cabe esperar que, de las ocho fechas restantes, muchas correspondan a series para Disney+. La respuesta podría llegar entre los días 9 y 11 de septiembre, cuando Disney organiza la D23: su convención de seguidores más importante del mundo. Será cuando se marquen en el calendario proyectos como las aventuras galácticas de Eros y Pip, que protagoniza Harry Styles, todavía sin fecha.

Y ante la aversión que puede generar en algunos espectadores el hecho de plantearse ver 40 producciones en cuatro años, Marvel plantea alternativas. Aunque no es imprescindible ver todo para disfrutar de muchas de las propuestas por separado, la compañía también ofrece series que pueden consumirse sin estar pendientes de la continuidad, una forma más relajada de acercarse al UCM. Las mejores opciones son ¿Qué pasaría si…?, una serie de capítulos autoconclusivos de animación que exploran cómo sería el universo Marvel si los hechos hubieran transcurrido de forma distinta, y I am Groot, cinco historias también autoconclusivas con el árbol parlante de los Guardianes de la Galaxia como protagonista. Las opciones están servidas.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS