Decenas de organismos piden a Apple abandonar su plan de vigilar los teléfonos para combatir la pederastia

La compañía pretende escrutar los mensajes que envían los menores por iMessages y el contenido de los iPhone para detectar imágenes de abuso infantil

Tim Cook, consejero delegado de Apple, durante su participación en una Conferencia sobre Privacidad.
Tim Cook, consejero delegado de Apple, durante su participación en una Conferencia sobre Privacidad.

El fin es bueno, pero los medios no. Más de 90 grupos de derechos humanos e internet de todo el mundo han enviado este jueves una carta abierta al CEO de Apple, Tim Cook, en la que le instan a abandonar sus planes de escanear los mensajes que envían los menores en su sistema de mensajería iMessages y los teléfonos de los adultos para detectar imágenes de abuso sexual infantil y combatir la pederastia.

La misiva llega casi 15 días después de que la compañía se viera inmersa en un escándalo. El 5 de agosto, Apple anunció que instalaría un software de vigilancia cuya finalidad es realizar un escaneo en sus dispositivos, específicamente en la sección de mensajes (iMessages) y en las fotografías. Si bien la intención de esta medida es proteger a los niños y reducir la propagación de material de abuso sexual infantil, sus detractores temen que Gobiernos y cuerpos policiales de todo el mundo aprovechen las nuevas funciones para censurar la libertad de expresión o perseguir a los disidentes.

Más información
La UE permite a las tecnológicas monitorizar las comunicaciones privadas para combatir la pedofilia
Apple revisará todas las fotos que se hagan desde sus dispositivos en busca de contenidos pederastas

“Aunque estas funciones están destinadas a proteger a los niños y reducir la propagación de material de abuso sexual infantil, nos preocupa que se utilicen para censurar el discurso protegido, amenazar la privacidad y la seguridad de las personas en todo el mundo y que al final tengan consecuencias desastrosas para muchos niños”, señalan los grupos en la carta.

Se trata de la campaña más grande hasta la fecha para señalar un problema de cifrado de la información dirigida contra una sola empresa y ha sido organizada e impulsada por el Centro para la Democracia y la Tecnología (CDT), una organización sin fines de lucro con sede en Estados Unidos. “La amplitud de la coalición internacional que se une a la carta demuestra hasta qué punto los planes de Apple abren la puerta a amenazas a los derechos humanos en todo el mundo”, detalla la CDT. Algunas de las organizaciones firmantes son PEN America, Electronic Frontier Foundation (EFF), Access Now, Privacy International, Derechos Digitales, Global Voices, Global Partners Digital y grupos de Europa, América Latina, África, Asia y Australia.

Jóvenes perseguidos y gobiernos oportunistas

Las organizaciones centran su preocupación en dos áreas. Primero, en la función de escaneo y alerta en iMessages destinada a avisar a los padres de los menores. Esto podría generar alertas que amenacen la seguridad y el bienestar de algunos jóvenes y sobre todo “de los jóvenes LGTBI+ con padres poco comprensivos, pues con estas alertas ellos están particularmente en riesgo”, explican desde CDT. Y segundo, que una vez que el escaneo en busca de fotos se integre en los productos de Apple, la compañía afrontaría una enorme presión —y posiblemente requisitos legales— de los países de todo el mundo para buscar otro tipo de imágenes que cada Gobierno considere objetable. Y esto es lo más preocupante para los firmantes.

Las nuevas medidas, según estos organismos, darían vía libre así a los gobiernos para aprovecharse de la capacidad de vigilancia que Apple está incorporando en iPhones, iPads y computadoras para fines poco democráticos. “Exigirán que Apple busque y bloquee imágenes de abusos a los derechos humanos, protestas políticas y otro contenido que debería protegerse como la libre expresión, que forma la columna vertebral de una sociedad libre y democrática”, augura Sharon Bradford Franklin, codirectora del proyecto de seguridad y vigilancia de CDT.

Las organizaciones han reiterado que apoyan todos los esfuerzos para proteger a los niños y que se oponen firmemente a la proliferación del abuso sexual infantil. Pero insisten en que los cambios que Apple ha anunciado “ponen en riesgo a los niños y al resto de usuarios, tanto ahora como en el futuro”. Las organizaciones instan a Apple a que abandone de inmediato esos cambios y reafirme el compromiso de la empresa de proteger a sus usuarios “con el cifrado de extremo a extremo” [una función que garantiza que solo el emisor y el receptor puedan leer o escuchar lo que se envía, y que nadie más, ni siquiera las plataformas, puedan hacerlo].

“También instamos a Apple a que consulte con más regularidad a los grupos de la sociedad civil y a las comunidades vulnerables que pueden verse afectadas de manera desproporcionada por los cambios en sus productos y servicios”, aconsejan.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS