Dispo, Poparazzi y BeReal: las poco conocidas plataformas emergentes que desafían a Instagram

Más allá de Snapchat, la oferta se ha diversificado conforme a los gustos de los más jóvenes y con la promesa de la espontaneidad sobre el perfeccionismo que impera en la red propiedad de Facebook

Antoine Beauvillain / Unsplash

En vivo y sin editar. Muchos usuarios, cada vez más cansados de las redes sociales tradicionales y tras la experiencia del confinamiento por la pandemia del coronavirus, buscan cercanía, frescura y relaciones reales; hacer a un lado las apariencias perfectas y regresar a la espontaneidad. Vencidos ante las normas de una plataforma como Instagram —que alberga a 1.080 millones de usuarios activos y que cuenta con el respaldo de Facebook— las generaciones más jóvenes han comenzado a prestarle atención a nuevas tendencias que surgen en el mercado de las aplicaciones. Plataformas de fotografía y video que van en sentido opuesto a las tradicionales. Y que huyen de la utopía de la perfección, los cuerpos esculturales, los paisajes paradisiacos o los eventos idílicos para concentrarse en lo normal, aquello que no goza de filtros y retoques.

“Instagram es el Hola de las redes sociales, pero la mayoría de la gente es imperfecta, no es rica, ni puede permitirse lujos. La gente quiere mostrarse como es sin complejos y eso se ha conseguido en TikTok, por ejemplo. Triunfa la gente normal, que se muestra natural con sus imperfecciones y eso la comunidad lo agradece”, explica Fátima Martínez, consultora y profesora de mercadotecnia digital y social media. “Creo que la espontaneidad ya existe en las redes sociales, pero en algunas más que en otras. Lo que ocurre es que en otras redes sociales surgidas a raíz del éxito de Instagram ese fenómeno es menos común, porque parten de la base del exhibicionismo, y ahí sí que tiende a ser más elaborada la creación de contenidos”, explica el analista y consultor de plataformas digitales, David Álvarez.

Más información

Tanto Álvarez como Martínez coinciden en que las redes de fotografía y video son las preferidas por los usuarios más jóvenes y que en ellas el reinado de Instagram es claro. Pero también en que esa hegemonía no carece de amenazas, con nombres que empiezan a sonar como Dispo, Poparrazzi y BeReal. Tres plataformas que se venden como el segundo desafío real ―tras el de Snapchat― para el poderoso ecosistema de Instagram, que sigue siendo invencible. Por ahora.

Dispo, o el valor de lo desechable

Una de las primeras en atender el llamado de una generación estresada por las presiones de la perfección de Instagram, fue Dispo. La aplicación permite tomar fotografías de estilo retro que los usuarios no pueden ver hasta las 9 de la mañana del día siguiente. Vio la luz en Japón en febrero de 2020, poco antes de la pandemia con una valoración de 200 millones de dólares. Dispo llegó de la mano de su popular fundador, David Dobrik, conocido por sus perfiles en Vine, YouTube y TikTok. Y aunque a los pocos meses la aplicación sufrió la abrupta partida de Dobrik por un escándalo poco esclarecido, los números no flaquearon. En abril, la aplicación alcanzó el ranking de las diez aplicaciones más descargadas de Alemania, Japón y Brasil. En junio llegaron a México y se posicionaron también entre las más descargadas.

Mobile Marketing Reads

La compañía ve el futuro con optimismo. Más allá de los números, su líder Daniel Liss —un exalumno de Harvard y Stanford que trabajó en política antes de dedicarse a la tecnología— ha explicado a Fast Company que el éxito de Dispo está en ser “la antítesis de esta estética curada y perfecta que ha dominado la última década gracias a fuerzas como Instagram y Facebook”. “Creemos que lo que estamos capturando ahora es esta nueva ola de redes sociales (…) Mucho de lo que estamos haciendo parece una reminiscencia de los primeros días de las redes, pero hay otras partes que esperamos hacer bien desde el principio, que es un énfasis mucho mayor en la confianza y la seguridad; un énfasis mucho mayor en pensar críticamente sobre el impacto que el producto está teniendo en la salud mental de una persona”, explica Liss.

Sea cual sea su apuesta, Dispo al igual que Instagram sigue siendo una red social de fotografías y vídeos, con sus virtudes y defectos. El CEO de la empresa ha asegurado que su aplicación “separa [al usuario] del teléfono y devuelve [al usuario] a la forma en que solíamos vivir”. Algo con lo que la socióloga y analista digital Marta Espuny Contreras discrepa. “Dispo pretende emular a las cámaras del pasado impidiendo ver las fotos hasta 24 horas después de haberlas tomado. Es esta la separación forzada momentánea de la que habla su CEO, que funcionará como mensaje publicitario, meramente reputacional. Sin embargo, no está demostrado que una no exposición forzada esté relacionada con una relación menos dependiente del teléfono. De hecho, a veces ocurre el efecto contrario”, apunta.

Poparazzi, la apuesta del usuario de TikTok

Ni TikTok es Poparazzi, ni Poparazzi quiere ser la aplicación china. Simplemente han trabajado como aliadas, quizás sin saberlo, para hacerse un hueco en el espacio de las plataformas digitales. Esta aplicación alternativa a Instagram, fundada por Alex y Austen Ma, es muy joven. Debutó el pasado mayo, pero se ha clasificado como la número 1 de la tienda de aplicaciones de foto y vídeo de Apple en Estados Unidos. “El ascenso de la aplicación a la cima de las listas no solo sucedió de manera orgánica. Poparazzi fue promocionado en videos de TikTok para crear una lista de espera de usuarios antes del lanzamiento”, explican fuentes consultadas por Variety. Así, con apoyo de TikTok —otra red social alternativa que se ha revelado como un modelo exitoso para hacerle frente a las plataformas tradicionales—, Poparazzi alcanzó 1.1 millones de descargas en Estados Unidos y 2 millones a nivel mundial en su primera semana, según datos de la página para desarrolladores Apptopia.

Digital Native

La plataforma de los Ma funciona con la carta ganadora de la intriga. La aplicación juega con ser un auténtico paparazzi de amigos o familiares. Los usuarios toman fotos de otras personas y estas solo pueden completar su perfil con fotos que otros hayan tomado o subido de ellos. Además, son los otros usuarios quienes pueden seleccionar qué fotos aparecen en los perfiles de otros. Es, en ese sentido, la antítesis de Instagram. ”En Poparazzi, ustedes son los paparazzi de sus amigos y ellos son suyos. El propósito es crear un entorno de redes sociales despresurizado y fomentar el contenido menos cuidado de lo que normalmente se puede encontrar en algo como Instagram”, dijo la compañía el día de su lanzamiento. “Pero también es cierto que Poparazzi puede comprometer tu privacidad y que sean tus amigos los que suban tus fotos es un tanto arriesgado. Puede dar o no permiso, pero igual algo que permitiste ayer, hoy te pase factura”, advierte Martínez. La privacidad y la definición del término “amigos” son, quizás, los grandes asuntos pendientes de Poparazzi.

BeReal, de la nada como su fundador

A diferencia de Dispo, que era capitaneada por un influyente creador de contenido, a BeReal no lo conocían ni en casa. Su fundador Alexis Barreyat, es francés y comenzó a trabajar como productor de video en GoPro y desarrollador independiente de iOS. En enero de 2020, apostó por BeReal y conquistó Francia.

Todos los días, en un momento aleatorio, todos los usuarios son notificados simultáneamente para capturar y compartir una foto en los próximos 2 minutos. BeReal toma una foto con la cámara para selfies y la cámara en la parte posterior del teléfono simultáneamente, para dar una impresión más realista del entorno del usuario. No hay tiempo para el escenario perfecto ni el maquillaje. La fotografía es allí, ahora y así. Sin más. Y aunque podría parecer una aplicación insignificante, el mercado francés la ha recibido con los brazos abiertos. Según Sensor Tower, los usuarios activos diarios de BeReal se han incrementado de 50.000 en marzo a más de 300.000 en mayo. Hasta junio, la mayoría de los usuarios de la aplicación se encontraban en París y Lyon, pero en Bélgica, la aplicación también está empezando a ganar popularidad. “Se trata de una forma nueva y única de descubrir quiénes son realmente tus amigos en su vida diaria”, explican en el sitio web de la aplicación.

Applicantes

¿Quién compite contra Instagram? ¿Snapchat? ¿O estamos presenciando el surgimiento de alternativas como Dispo, Poparazzi y BeReal que harán con las fotografías lo que ya lo hizo TikTok con los videos cortos y Clubhouse con los audios? “Soy muy escéptico ante esa hipotética situación, entre otras cosas porque me cuesta mucho imaginarme a un usuario de redes siendo usuario de una única red social”, explica Álvarez y revela que el habitual de dichas plataformas usa de media tres o cuatro.

Pero Instagram está al tanto de su competencia. Tan así que el pasado 30 de junio el jefe de Instagram Adam Mosseri publicó un vídeo en el que revelaba nuevas funciones para la red social con la promesa de alejarse de uno de sus sambenitos más populares. “Ya no somos una aplicación solo para compartir fotos”. La plataforma pondrá especial atención en la tendencia del vídeo corto, vertical y de entretenimiento, para competir así con TikTok o Twitch. De acuerdo con Mosseri, en los próximos meses Instagram trabajará en el desarrollo de cuatro áreas: mensajería instantánea, el vídeo, sus creadores y la plataforma de compras y comercio electrónico.

Mientras tanto, Instagram todavía saca una enorme ventaja —de millones de usuarios, un nombre y marca conocidos y el respaldo de un gigante como Facebook— a sus contrincantes en la carrera por ser el espacio más popular, sano y referente para compartir e interactuar con fotografías.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción