Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRUEBA DE PRODUCTO

LG V50 ThinQ 5G: dos pantallas muestran más que una

Probamos uno de los primeros smartphones compatibles con las redes 5G en llegar al mercado español.

Imagen del móvil V50 ThinQ de LG.
Imagen del móvil V50 ThinQ de LG.

“Bienvenido a una revolución en el mundo de la conectividad donde todo puede ocurrir a velocidades nunca vistas”. Estas son las palabras elegidas por LG para introducir su primer terminal compatible con las redes 5G; un V50 ThinQ que ya está a la venta en exclusiva a través de Vodafone, la primera operadora en lanzar una red comercial 5G.

Tienen su razón de ser, ya que gracias a esta conectividad se puede disfrutar de velocidades inalámbricas de hasta 10 Gbps (un ancho de banda superior al de muchas conexiones de fibra domésticas) con una latencia de 1 milisegundo en las zonas en las que ya está desplegada: en total, quince ciudades españolas. Que esté disponible no significa que esté extendida ni sea estable, como hemos podido comprobar durante las pruebas.

Nos explicamos con el ejemplo de Madrid: si paseas por la Puerta del Sol o por Gran Vía es posible disfrutar del 5G sin problema (¡y menuda velocidad!), pero cuando continúas el trayecto hacia la Puerta de Alcalá vemos cómo el móvil pasa a conectarse a una red 4G+. Y así por toda la zona centro. En las afueras y pueblos de alrededores, prácticamente no hay cobertura todavía.

Esta situación, que tiene su explicación en que la expansión de esta tecnología todavía está en un nivel muy preliminar, se irá reduciendo hasta desaparecer en el momento en el que el despliegue de redes se complete, a partir de 2020. De momento, esta prueba sirve para ver su potencial: contenidos en streaming de alta calidad sin retardos, juegos online…

LG V50 ThinQ 5G: dos pantallas muestran más que una

Doble pantalla

La compatibilidad con las redes 5G no es la única prestación destacada de este LG V50 ThinQ 5G. Seguramente, para muchos usuarios llame mucho más la atención la presencia de una doble pantalla: es importante tener en cuenta que no implica una superficie flexible ni sirve para crear una zona de visualización extendida, como sí hacen las propuestas de Huawei o Samsung. LG, sin embargo, apuesta por una pantalla complementaria (con 6,2 pulgadas y tecnología OLED) que para ver y utilizar hasta tres aplicaciones a la vez o para añadir algunas funcionalidades.

De este modo, permite visualizar contenido multimedia mientras se buscan datos en Google en la principal; leer a doble página, mandar un mail a la vez que se consultan informes… Durante algunos juegos también se transforma en un joystick (es compatible con los que lo son con este tipo de mandos) o en un teclado con el que escribir más fácilmente en documentos o correos electrónicos.

Integrada en una carcasa tipo libro bastante fina, superficie de visualización es Full HD y táctil, reconociendo perfectamente y sin retardo el toque de los dedos. Su uso es opcional, y es posible elegir en su lugar una funda normal y corriente. Un dato más sobre ella: no integra batería, por lo que recurre a la del terminal.

De gama alta

Por lo demás, el LG v50 ThinQ 5G es un smartphone de gama alta y, por lo tanto, tiene todas las características que se pueden esperar de un móvil de estas características: resistencia al agua y al polvo (IP68), así como a los golpes (MIL-STD 810G), identificación biométrica, carga rápida e inalámbrica… y una configuración en la que destacan el mejor procesador de Qualcomm y 6 GB de memoria RAM. Funciona por lo tanto de forma muy fluida con todo tipo de aplicaciones y también en el modo de doble pantalla, aunque hemos notado que tiende a recalentarse en algunas zonas.

Dotado de Android 9 Pie, incorpora una pantalla principal de 6,4 pulgadas con tecnología OLED con resolución QHD+ que ofrece una visualización de contenidos estupenda siempre que no estemos bajo la exposición directa del sol, momento en el que el brillo se queda algo justa. Cuando se usa la segunda pantalla, eso sí, esta calidad se ajusta de manera automática hasta Full HD. Se complementa con dos altavoces que ofrecen sonido estéreo y distintas disponibles, ofreciendo una experiencia a la altura de muy pocos.

Resta hablar del apartado fotográfico. Si en el frontal nos encontramos con dos sensores (uno de ellos gran angular para los selfies de grupo), en la zona trasera hay tres: un sensor de 12 megapíxeles con lente estándar y f1.5; otro de 16 megapíxeles con súper gran angular (107 grados); y un teleobjetivo de 12 megapíxeles, función de zoom óptico 2x y f2.4. De esta manera, es posible realizar fotos en las que cabe mucho más escenario, se realizan retratos con efecto bokeh, te puedes acercar al sujeto sin distorsión… En líneas generales el desempeño es positivo, aunque está cierto nivel por debajo de lo que podemos conseguir con los terminales que, en estos momentos, podemos considerar como la referencia en fotografía dentro de la gama alta: iPhone XS o Pixel 3XL.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >