Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La batalla de los asistentes digitales se cuela en el MWC

Google, Amazon y Samsung anuncian avances para liderar la ‘era de la voz’, donde las empresas se enfrentan a nuevas reglas de juego para posicionar sus servicios

Google muestra varios dispositivos que funcionan con su asistente de voz.
Google muestra varios dispositivos que funcionan con su asistente de voz.

Una gran guerra digital se está librando y se ha dejado sentir veladamente en este MWC, donde ha quedado claro que cada vez hablaremos más con los dispositivos e interactuaremos menos con ellos vía clics. “Si ya hubo dos guerras, la de los ordenadores, que ganó Microsoft con Windows, y la de los móviles, donde Google y Apple se impusieron con Android e iOS, ahora se está librando una tercera guerra, la que determinará qué asistente digital se meterá en nuestras casas, coches, móviles o robots”, señala José Luis Sancho, Managing director de Accenture Digital España. La contienda tiene su miga porque las interacciones con las máquinas empiezan a ser más humana. “Nosotros hablamos y escuchamos, justo lo que empiezan a hacer algunos terminales como los altavoces inteligentes”, continúa este experto.

Samsung ha aprovechado el Mobile para demostrar que Bixby, su asistente virtual, ya habla español; y no solo el pulcro y correcto de la RAE, sino también el coloquial. Así que si alguien le dice “Bixby: quiero sacar pasta”, sabe interpretar que su interlocutor quiere conocer dónde hay un cajero automático. Así que se lo localiza y canta de viva voz (por ahora solo ha cerrado un acuerdo para ello en España con BBVA). La compañía surcoreana, que ha metido su mayordomo virtual en varios electrodomésticos de la marca además de en sus móviles, explicó que negocia con empresas de todas las industrias para tener cuantas más skills (funcionalidades) mejor y enriquecer las capacidades de su asistente.

Google también ha anunciado en la feria que va a poner el botón de acceso directo a su asistente de voz (Google Assistant) , que debutó el pasado año, en más dispositivos. Pronto estará en móviles de Nokia, Xiaomi, TCL, LG o Vivo. Los Nokia 3.2 y 4.2 lanzados esta semana ya lo llevan. El gigante de internet, dejó claro que su asistente llegará a un mayor número de teléfonos básicos para que tome fuerza en países menos desarrollados, también contó que en las próximas semanas integrará su asistente a Android Messages y que estará disponible en más idiomas en Google Maps (de modo que se podrán ir consultando rutas durante un viaje sin quitar las manos del volante).

La firma, que presume de que su asistente ya está disponible en más de 500 millones de dispositivos (incluidos, altavoces como Google Home, teléfonos y tabletas con Android, iPhones, televisores y relojes) también hizo alarde de cómo ha mejorado el funcionamiento de su asistente de voz incluso cuando hay mucho ruido de fondo. La compañía defiende que cualquier empresa que desarrolle una aplicación para su asistente puede llegar a millones de usuarios, y resalta cómo con el SDK de su asistente, presentado en abril de 2017, cualquiera que lo desee puede crear sus propios prototipos de hardware que incluyan Google Assistant, como un robot o un espejo inteligente habilitado para voz.

Amazon no ha hecho en el Mobile ningún gran evento ni rueda de prensa, pero el lunes por la mañana tuvieron una sala habilitada para atender a clientes y socios (actuales y potenciales) para explicar qué es Alexa y Echo y cómo pueden explotar las ventajas de un hogar más inteligente. “Amazon ya ha vendido más de 100 millones de altavoces Echo hasta la fecha con su mayordomo virtual y cuenta en EE UU con unas 70.000 skills (funcionalidades o aplicaciones para Alexa). Además, se conecta con 28.000 tipos de dispositivos (televisores, bombillas, cerraduras de la puerta, neveras, sistemas de riego, termostatos…)”, detalla el experto de Accenture, que resalta que en este negocio la escala es muy importante, pues cuanta más información procesen estos asistentes más sofisticados e inteligentes se van haciendo.

La competencia entre las aplicaciones será enorme porque un asistente doméstico no devuelve una página de resultados sino únicamente uno

Para Enrique Dans, profesor del IE Business School, Amazon ha conseguido liderar por ahora el mercado de las skills, debido a la salida notablemente adelantada de su altavoz inteligente frente al resto de competidores. “Pero Google Home está creciendo también de manera bastante notable, y su desarrollo de apps parece más natural y sencillo que el de las skills de Alexa, que en muchos casos requieren ser invocadas mediante comandos específicos que el usuario puede olvidar fácilmente y que no resultan completamente naturales en un contexto conversacional”.

Para triunfar en este negocio de los asistentes de voz es clave impulsar el desarrollo de esas skills, o de Actions (acciones), como las llama Google. Por eso, todas estas compañías, también Apple (que cuenta con su asistente Siri) o Microsoft (Cortana) han creado herramientas (APIs) bastante completas y de manejo casi al alcance de cualquiera. “Prácticamente cualquier desarrollador puede, tras un mínimo repaso de las mismas, crear funcionalidades casi de manera inmediata”. Dichas skills o funcionalidades pueden servir para pedir una pizza, reservar un hotel, jugar a un juego, encender una bombilla, practicar inglés o consultar las noticias de un periódico o recetas de cocina, entre otras muchas cosas.

Competencia

Dans advierte que, en este contexto, se está reeditando una fuerte dinámica competitiva que tiene que ver con ser el primer resultado en búsquedas, “dado que un asistente doméstico no devuelve una página de resultados sino únicamente uno, lo que conlleva una supremacía de aquel que logre posicionarse como el primero. En algunos casos eso implicará ser el primero ofreciendo una skill cuya propuesta de valor haga que la instale una gran cantidad de usuarios, pero en otros será un proceso similar al SEO que no requiera necesariamente del desarrollo de una skill para ser ejecutado”.

El sector de los asistentes virtuales alcanzará un valor de 7.000 millones de dólares este año, según Deloitte

El profesor del IE Business School ve clara la propuesta de valor de los asistentes digitales y de los altavoces inteligentes, aunque muchas de las cosas que propongan ya se puedan hacer desde el móvil. “Cuando has conectado tu asistente domestico con cosas como la iluminación, el riesgo, la calefacción o la cerradura de la puerta, te das cuenta de que, efectivamente, puedes accionar esos aparatos mediante el smartphone, pero el gesto es infinitamente más intuitivo con un comando de voz dirigido a un asistente que está todo el rato esperándolo frente a tener que sacar el móvil y entrar en la app correspondiente. Entre abrir la app de iluminación en el Smartphone y pedirle simplemente al asistente que encienda o apague las luces hay una diferencia de comodidad y naturalidad notables”.

La consultora Deloitte avanza que el sector de los asistentes virtuales conectados a internet alcanzará un valor de 7.000 millones de dólares en 2019 y se llegará a una base instalada de más de 250 millones de unidades a final de año. También Gartner predice que para 2023, el 25% de las interacciones con aplicaciones de los trabajadores de las empresas se harán a través de la voz, frente al 3% de este año. “La popularidad de los altavoces conectados en los hogares, como Amazon Echo, Google Home o Apple HOmePod, incrementará la presión para que las empresas cuenten con dispositivos similares en los puestos de trabajo”, asegura Van Kaker, vicepresidente de esta consultora.

Alexa, Google Assistant, Siri, Bixby, Cortana o los asistentes españoles Sherpa (que apuesta por la tecnología predictiva, que se adelante a los deseos del usuario) y Aura ya buscan su parcela de poder. “Creo que como asistente de propósito general solo habrá unos pocos ganadores, pero estos convivirán con otros asistentes de voz más verticales, para tratamiento de fondos o para temas relacionados con la biometría, por ejemplo”, resalta Sancho.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >