Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ellas navegan con los pies en el campo

5.000 mujeres de zonas rurales de España recibirán cursos gratuitos para mejorar su vida profesional y personal con las nuevas tecnologías

María José Álvarez, Carmen Cao y Maite de Dios, durante la presentación de Digitalizadas. Ampliar foto
María José Álvarez, Carmen Cao y Maite de Dios, durante la presentación de Digitalizadas.

Cuando entró el primer ordenador en su casa, Carmen Cao no sabía ni encenderlo. Entregada entonces al cuidado de su hija discapacitada y de su madre con Alzheimer en un quinto sin ascensor de A Coruña, aquel desconcertante aparato fue la solución que le dieron los profesores de su niña en el colegio San Pedro de Visma para que la cría pudiera superar sus problemas de movilidad al escribir. Aquello ocurrió hace 20 años y el cachivache fue un extraño para ella hasta 2011. Ahora Carmen, de 62 años, se pasea como una reina por las calles de Google, Facebook, Messenger y Whatsapp, ha hecho y recuperado amistades y está informada tanto de “lo que pasa en el mundo” como de los vecinos del barrio que se despiden en las esquelas. “En el ordenador y el móvil vivo mis aventuras”, afirma, divertida. “Lo único que no hago es buscar chico por Internet porque estoy muy enamorada de mi marido”.

El tardío pero feliz chapuzón de Carmen en las nuevas tecnologías es una de las historias que este viernes se han escuchado en el Hostal dos Reis Católicos de Santiago, durante la presentación del programa Digitalizadas. El proyecto, impulsado por Google.org, la Fundación Mujeres y la Fundación Cibervoluntarios, se propone formar presencialmente y de forma gratuita a lo largo de este año y del que viene a 5.000 de los seis millones de mujeres que viven en la España rural, a través de talleres de conocimientos básicos de Internet, herramientas digitales para emprender un negocio y habilidades para buscar un empleo.

Carmen cuenta que en aquellos años en que las nuevas tecnologías eran unas forasteras en su vida, le comía la curiosidad cuando veía a su hija escacharrarse de risa ante la pantalla del ordenador. Su falta de manejo con la escritura la echaba para atrás. “No me decidía a apuntarme a un curso de Internet porque me preocupaba mi ortografía, a veces no cubría ni papeles por eso. Sin embargo, eso no ha sido un problema, siempre me han entendido. Animo a todas las mujeres que están como estaba yo a que den el paso”, proclama.

En un planeta donde se estima que en solo dos años habrá tres veces más dispositivos digitales que personas, Digitalizadas pretende “empoderar” tecnológicamente a mujeres rurales y ayudarlas en su desarrollo profesional, intentando reducir esa brecha digital que sufren por razón de género y por el territorio que habitan. "Con este programa las mujeres van a pasar de ser beneficiarias a ser protagonistas de su propio cambio social, especialmente a nivel profesional y personal”, ha afirmado Yolanda Rueda, presidenta de la Fundación Cibervoluntarios, en el acto presidido por la Reina.

Cuando la crisis económica la condenó al paro, María José Álvarez, vecina de Palomares del Río (Sevilla) de 39 años, cogió el ordenador y se puso “a investigar”. Hizo cursos en Google Activate y ahora vende muñecos de ganchillo en EE UU, Australia y Singapur. “No es tan difícil: con ordenador y conexión podéis hacer lo que queráis”. La suya es una historia de supervivencia profesional como la de Maite de Dios, de 24 años y residente en Tábara (Zamora), que ha logrado triplicar la clientela del hotel-restaurante que regenta “gracias a la página web y al correo”.

Marisa Soleto, vicepresidenta de la Fundación Mujeres, ha recordado el “dramático” problema de despoblación que sufre el territorio rural porque “nadie quiere estar donde no tiene oportunidades” y ha llamado a “retener el talento de las mujeres” de estas zonas con políticas de igualdad. Para Francisco Ruiz, director de Políticas y Asuntos Públicos de Google, Digitalizadas aportará a “oportunidades personales y profesionales, presentes y futuras” a las participantes.

Para apuntarse a los talleres hay que lanzarse de cabeza a Internet y acceder a www.digitalizadas.org. “Si alguien quiere contactar conmigo, que me busque en Google”, concluyó Carmen Cao su testimonio en la presentación de Digitalizadas.

Más información