Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mujeres en tecnología: la brecha “existente y persistente”

Women4Tech y Women in Mobile, dos ejemplos de asociaciones presentes en el Mobile World Congress que combaten la brecha

Una de las sesiones de Women in Mobile.
Una de las sesiones de Women in Mobile.

Igor se lo mira desde arriba, sentado en una silla altísima como las de las canchas de tenis, vigila como las masas caminan de un lado a otro en la feria del Mobile World Congress. En perfecto inglés, este ucraniano que lleva cinco años viviendo en Barcelona, tiene claro los números: 70% hombres frente a 30% mujeres. No es novedad, pero esta industria, la de la tecnología, está dominada por hombres. Y el congreso de móviles que se celebra esta semana en la capital catalana es una muestra. Sin embargo, existen varias iniciativas para promover y aumentar el número de mujeres en la tecnología, como Women in Mobile. "Queremos darles visibilidad y lo hacemos para demostrar que hay mujeres en tecnología aunque no nos veamos" dice Vanessa Estorach, cofundadora de Women in Mobile, que este martes celebra su cuarto encuentro anual coincidiendo con el MWC. La conferencia, en su tradicional formato 100% mujeres, se centra en la inteligencia artificial.

"Hay un gap desde el principio", denuncia Celia Díaz-Pardo (Women in Mobile). "Cada vez hay menos mujeres que optan por carreras tecnológicas. Todo empieza cuando somos niñas, entramos en contacto con la tecnología más tarde que los niños". La conversación se reproduce en una de las salas de networking de la feria catalana. Allí 24 hombres trabajan con sus ordenadores, hablan por el móvil o simplemente toman un café. Hacen lo mismo tres mujeres. Una de ellas es Tania Ferreira, del Algarve (Portugal). Tiene 29 años y trabaja en una empresa de eventos en Londres: "Es un mundo dominado por los hombres, en los últimos 25 años hemos visto más mujeres que han sido promocionadas pero todavía queda mucho camino".

Vanessa Estorach y Celia Díaz, de Women in Mobile.
Vanessa Estorach y Celia Díaz, de Women in Mobile.

Women4Tech se lanzó el año pasado en el Mobile World Congress, un programa de GSMA, organizadora del congreso, para tratar la brecha "existente y persistente" en tecnología. "No hay suficientes mujeres; además, las emprendedoras no acceden de la misma manera que los hombres al capital riesgo", denuncia una de sus responsables, Renée Jiménez. "Hoy he escuchado algo terrible: el Foro Económico Mundial decía que no llegará la diversidad en el trabajo hasta 2234. No se trata de cambiar el modelo, somos partes del modelo. El talento no es una cuestión de género ni edad".

Los datos

  • En Europa, solo el 30% de los aproximadamente 7 millones de personas que trabajan en el sector TIC son mujeres.
  • 66% de las empresas de telecomunicaciones europeas no cuentan con mujeres entre sus directivos (Womenalia/Accenture, 2016)
  • Sólo el 15,4% de los especialistas en tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en España eran mujeres en 2016. Algo inferior a la de la Unión Europea (UE) que se situó en el 16,7% (Eurostat, 2017)
  • El sector TIC genera mejores oportunidades laborales: en Europa, las mujeres TIC ganan casi un 9% más que las que ocupan cargos similares en sectores de servicios no-TIC. (Comisión Europea, 2016)

Entre 2006 y 2016, según un estudio reciente de LinkedIn, aumentó en un 18% la presencia femenina en cargos de responsabilidad en la industria tecnológica mundial. Marina Delgado es la responsable de Jóvenes con Futuro, un programa de StepOne Ventures que selecciona a ingenieros de software españoles para realizar prácticas en startups de Silicon Valley y Nueva York: "Creo que se ha incentivado poco el papel de la mujer en tecnología y ciencia en general desde que somos pequeñas, potenciándose más el del hombre en este campo y creo, incluso, infravalorándonos por ser la minoría. Y eso que ahora nos necesitan (diversity) y hay empresas desesperadas por tener más mujeres".

Belén Cruz, ingeniera informática nacida en Murcia y que ahora trabaja en San Francisco, va más allá: "No me sirve que nos quedemos con el porcentaje. Hay que fijarse en cómo las mujeres son consideradas en el mundo de la tecnología, es decir, si se valora nuestra opinión igual que la de un hombre, si tenemos sueldos justos, si se toma en serio a una emprendedora, o si se respeta a una mujer que esté en un puesto de mando, por poner algunos ejemplos". Y apunta: "Hay menos mujeres que estudian carreras relacionadas con la tecnología. Por lo que yo creo que el problema está mucho más al principio de lo que creemos".

Y es que como apunta el estudio Digital Equality... la única forma de alcanzar la igualdad es conquistar los puestos técnicos en el mundo digital.

Más información