Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amazon busca una segunda sede

Tendrá una dimensión similar a la central de Seattle y espera crear 50.000 empleos

Amazon HQ2
Entrada a uno de los almacenes de Amazon. AFP

Los esfuerzos de Amazon por mantener el liderazgo se centran en dos pilares, innovación y inversión constante para crecer. El gigante de Seattle acaba de anunciar que quiere construir una nueva sede que dará trabajo a 50.000 empleados con altos salarios, recalcan.

“Esperamos que HQ2 sea igual que el cuartel general de Seattle. Traerá miles de millones de dólares en inversión inicial, y también sucesivas, así como decenas de miles de trabajos cualificados. Estamos muy ilusionados con esta segunda casa”, apunta Jeff Bezos, fundador, CEO y el tercer hombre más rico del mundo.

Bajo el nombre de Amazon HQ2 invertirán 5.000 millones de dólares para este nuevo espacio que por ahora no tiene localización definida y es en lo que centran sus esfuerzos. Los de Seattle subrayan que contar con una industria de esta magnitud atraerá más empleos: “decenas de miles de trabajos adicionales y decenas de miles de millones de dólares en inversión adicional en la comunidad que se cree alrededor”.

Amazon ha abierto esta propuesta de manera formal para que los líderes de ciudades y estados interesados en saber más del proyecto hagan sus propuestas. Según sus cálculos, entre 2010 y 2016, generaron 38.000 millones de dólares en la economía local. “Por cada dólar invertido por Amazon en Seattle, se generan 1,4 dólares de inversión adicional en la economía de la ciudad”, remarcan en el comunicado.

Su intención es que sea un campus urbano, como el que ya tienen y que el lugar tenga capacidad para construir rápido, de modo que se acomode a sus planes.

Entre la lista de deseos, como en su web, Amazon tiene algunas preferencias: áreas metropolitanas con más de un millón de habitantes, con una comunidad de negocios establecida, que sea urbana y con potencial para atraer perfiles técnicos, así como una cierta propensión a pensar en grande o con pensamiento creativos por parte de sus habitantes y autoridades para contemplar diferentes opciones de bienes raíces.

Uno de los puntos que subrayan es que no será un satélite, sino que tendrá la misma entidad que la sede actual, con ejecutivos y talento del mismo nivel. Entre los planes desvelados está el traslado de algunos de los equipos que hoy están en Seattle.

Los de Jeff Bezos están obsesionados con las cifras, con medir cada detalle, en dólares, en tiempo y en espacio. Desde que comenzaron su campus urbano en el centro de Seattle en 2010 han construido 33 edificios. En su interior cuentan con 24 restaurantes para empleados. A diferencia de la costumbre de Silicon Valley, en Amazon la comida no es gratis y solo puede dar de comer a un tercio de los empleados. Lo hacen con el fin de que interactúen entre sí, pero también para que los comercios locales se beneficien.

En Seattle cuentan con más de 40.000 empleados. En todo el mundo, Amazon supera los 380.000 trabajadores.

Más información