Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España “gasta más en vallas” que en ciberseguridad

Autoridades nacionales especializadas en la protección del ciberespacio reclaman más presupuesto para afrontar las amenazas en Internet

Sede del Incibe, en León.
Sede del Incibe, en León.

Las denuncias por ciberdelitos en España aumentaron un 22,3% en el primer trimestre de 2017 respecto al mismo período del año pasado y los ataques a infraestructuras estratégicas del Estado se han multiplicado por siete en dos años, según los datos del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe). El 25% del total de usuarios ha sufrido algún tipo de ciberataque, un porcentaje ligeramente superior a la media europea (21%), asegura Eurostat. A pesar de los alarmantes datos, algunas autoridades nacionales en el tema han advertido este jueves, durante una jornada sobre seguridad en Internet celebrada en Madrid, de que España no cuenta con el presupuesto adecuado para afrontar ese tipo de amenazas. Tres de cada cuatro empresas han sido atacadas en los últimos cinco años, según datos del Incibe.

Enrique Cubeiro,  jefe de Operaciones del Mando Conjunto de Ciberdefensa, ha lamentado durante el encuentro que el país invierta en seguridad física, pero no en el ciberespacio. "Se invierte más en vallas que en ciberseguridad. ¿De dónde creen que vendrá el próximo ataque, de la valla o de un firewallNo se está respondiendo a esa amenaza ni con la agilidad ni con la contundencia que hace falta. Parece que están esperando a que pase algo más grave", ha lamentado al recordar el ataque a Estonia en 2007, cuando un grupo de hackers rusos paralizó los servicios básicos del país. 

Con 116.000 incidencias registradas por el Incibe en 2016, España es el tercer país que más  ciberataques sufre, por detrás de Estados Unidos y Reino Unido. El Gobierno británico destina aproximadamente 2.300 millones de euros para los programas de seguridad en Internet, según los datos de 2016, y el actual presupuesto estadounidense para combatir esa amenaza es de 1.500 millones de dólares. El proyecto de los Presupuestos Generales del Estado de 2017 indica que el Gobierno pretende dedicar 24,3 millones de euros al Incibe y 161 millones de euros al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para reforzar la ciberseguridad, según afirmó el pasado martes en el Pleno del Congreso la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría. 

El secretario de Seguridad del Ministerio del Interior, José Antonio Nieto Ballesteros, que también ha participado en la jornada, ha señalado que no conoce una cifra exacta de cuánto invierte el país en ciberseguridad, porque es "un tema que está disperso en varias partidas" y ha hecho hincapié en la calidad del trabajo realizado por el Incibe y el Centro Criptológico Nacional (CCN), dependiente del CNI. "Aunque no tengamos un presupuesto de miles de millones, como Reino Unido, seguiremos haciendo lo mejor que podamos", ha afirmado.

La gestión de WannaCry

A pesar de las críticas a la falta de recursos, los expertos han destacado la actuación de las instituciones competentes en España frente al ataque global provocado por el provocado por el virus WannaCry el pasado 12 de mayo, un ransomware (cibersecuestro) que afectó a 180 países. Nieto Ballesteros ha sostenido que la reacción fue "rápida y ágil", lo que evitó que "pasara lo mismo que en Reino Unido", donde el ciberataque paralizó 16 hospitales.

Luis Jiménez Muñoz, subdirector del CCN, ha advertido, sin embargo, que parte del éxito se debió a que WannaCry era un malware "facilón". "Pudimos hacer una pseudovacuna contra ese virus en pocas horas para limitar el impacto, pero de haber sido [un software malicioso] más complejo, España hubiese sufrido más. Hemos sobrevivido, pero hay que invertir más recursos en ese tema", ha sostenido. 

Para Cubeiro, quien considera que la ciberdefensa es "esencial para la supervivencia de la nación", el WannaCry sirvió para visualizar el problema de las amenazas en internet. "Mucha gente en los altos mandos estratégicos todavía ve el asunto como un cuento chino, pero la ciberseguridad es una de las capacidades más críticas para un Estado actualmente", dijo. El jefe militar ha pedido que las autoridades dejen de ver a los expertos en ese tema como "los tipos raritos del cuarto sótano" y ha defendido que ese ámbito que requiere recursos económicos y más personal cualificado. 

El voto electrónico, descartado

J.O.

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto Ballesteros, ha afirmado que el Gobierno descarta implantar el voto electrónico debido al aumento de la ciberdelicuencia, a pesar de contar con la tecnología necesaria para hacerlo. Nieto Ballesteros ha recordado el supuesto robo de datos al equipo de Emmanuel Macron durante la campaña para las presidenciales francesas, el pasado mayo, y ha dicho que es un "riesgo" que España no debe correr. 

El secretario de Estado ha recordado que pese a que la Junta Electoral aconsejó hace siete años la puesta en marcha de este sistema de votación, es difícil garantizar que ese voto electrónico no pueda ser manipulado y, por tanto, es posible que no arroje resultados veraces en unos comicios. "Hoy en día el voto electrónico está más lejos que hace diez años", ha concluido.

Más información