Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así quiere ‘volar’ Hyperloop

Un equipo canadiense ha creado un prototipo para el concurso Hyperloop que propone un tubo de transporte al vacío para viajar en cápsulas a más de 1.000 km/hora

Así sería el modelo Waterloop. Ampliar foto
Así sería el modelo Waterloop.

Hace unos años, Elon Musk, el fundador de PayPal, Tesla Motors, SpaceX y SolarCity tuvo una idea: desarrollar un medio de transporte de alta velocidad que uniera ciudades a grandes distancias. Lo llamó "el quinto medio de transporte". Y aunque todavía no ha pasado de las fases del diseño y los prototipos, parecer ir bien encarrilado.

El Hyperloop es un invento que parece salido de una película futurista a medio camino entre el tren y los tubos neumáticos que todavía hoy en día se utilizan en centros comerciales y hospitales para transportar pequeños objetos. Para llevar a cabo el proyecto se definió mejor la idea, se plantearon unos requisitos y se convocó un concurso para que equipos de todo el mundo presentaran sus diseños, avances y prototipos y de este modo elegir las mejores opciones.

En un informe previo se marcaron las características del Hyperloop: las cápsulas de transporte, con capacidad para decenas de personas, viajarían en grandes tubos de vacío, su velocidad estaría entre 900 y 1.200 km por hora (como un avión) y utilizaría energías limpias.

Parte de la complicación del proyecto es la creación de una gigantesca red que una diversas ciudades. Pero eso preocupa menos a los ingenieros y más a los responsables de negocio. En los detalles del Hyperloop es donde está la chicha para los técnicos, pues muchas de las opciones todavía están abiertas. Hay equipos que plantean utilizar sistemas de levitación magnética, otros que utilizan colchones de aire, diversos medios de propulsión… Todo vale cuando se trata de ir más rápido que una bala.

Ahora la Universidad de Waterloo (Canadá) ha dado a conocer su prototipo, como parte del proyecto Waterloop, en el cual han trabajado 120 ingenieros de diversas disciplinas y que ha recurrido a la financiación colectiva para conseguir los fondos para crear el prototipo. La cápsula, a la que han llamado Goose I, es un modelo de unos 250 kilos, a escala 1:2, que podrá viajar a 550 km/h en el recorrido de pruebas en que se evaluará a los equipos participantes, de una milla (unos 1,6 km) de longitud.

Además de un diseño rígido y ligero la Goose I utiliza un sistema de levitación por aire que básicamente es el mismo concepto del «hockey de aire» o las máquinas «lanzadoras de aire» que se usan para elevar pesos: la fuerza de la máquina proviene de un potente chorro de aire comprimido vertical que hace que la carga flote y sea más fácil de mover.

Más de 20 equipos presentarán sus propuestas al concurso oficial en enero de 2017

Esta tecnología se conoce hace décadas y tiene algunas ventajas: por un lado se sabe bien cómo funciona y es menos compleja que otros métodos (como los de levitación magnética). También es mucho menos costosa y produce menos resistencia. Hay que tener en cuenta que el tubo de Hyperloop mantiene una presión bajísima, cercana al vacío, precisamente para hacer que la cápsula se desplace con mayor facilidad. El único momento en el que hay fricción es durante el proceso de frenado, que se realiza mediante una combinación de poderosos imanes de neodimio y frenos de fricción convencionales, todo con el objetivo de reducir al máximo el sobrecalentamiento y mantener el control durante el proceso de frenado.

En un reciente vídeo los ingenieros de Waterloop han dejado ver cómo un prototipo a escala levita mediante el sistema por aire que proponen, aunque para desplazarlo horizontalmente han de empujarlo manualmente a falta de algo mejor. Mientras tanto, otros equipos trabajan en pruebas como las del túnel de Hyperloop Dubai (Emiratos Árabes Unidos) que uniría en 10 minutos los 120 kilómetros que hay entre Dubái y Fujairah o las realizadas en el desierto de Nevada.

Waterloop emplea levitación por aire para ofrecer menor resistencia y más fiabilidad a un coste razonable

En el concurso organizado por Hyperloop todavía quedan 22 equipos en competición, de casi 1.200 que llegó a haber en un principio y en diferentes fases y aspectos (ingeniería, diseño…). Incluso hay un equipo español. La fecha en la que se examinarán todos ellos será enero de 2017, en las instalaciones de SpaceX en California. Incluso antes de que sea una realidad ya hay unas cuantas empresas financiando el proyecto, como muestra del interés que ha despertado.

Más información