Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Agencia de Protección de Datos investiga a Facebook por la comunicación de datos con Whatsapp

La AEPD examina si la compañía respeta la legislación española de protección de datos

Logotipo de WhatsApp, propiedad de Facebook, en un teléfono inteligente.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha anunciado este miércoles que ha comenzado a investigar las comunicaciones de datos personales entre Facebook y WhatsApp. El objetivo de la Agencia es comprobar si el tratamiento de la información personal de los usuarios de ambos servicios respeta la legislación española de protección de datos. En caso de que la compañía estuviese infringiendo la ley será la misma investigación la que determinará las responsabilidades correspondientes. Los investigadores analizarán qué información se recaba de los usuarios de WhatsApp para enviar a Facebook, para qué fines se utiliza esa información y los plazos de conservación de los datos, entre otras cosas.

Los investigadores analizarán qué información se recaba de los usuarios de WhatsApp para enviar a Facebook, para qué fines se utiliza esa información y los plazos de conservación de los datos

La Agencia inicia esta investigación después de que WhatsApp actualizase su política de privacidad el pasado mes de agosto. Con los nuevos términos, la compañía de mensajería instantánea permitía a Facebook acceder a ciertos datos de la aplicación. La Agencia ya anunció que estudiaría estos cambios ante la inquietud que generó entre los usuarios. Ahora, la AEPD trabajará en coordinación con las autoridades de protección de datos de otros países europeos como Alemania, Italia y Reino Unido. En cualquier caso, a pesar de la colaboración, cada país actuará conforme a lo establecido en las distintas legislaciones.

Facebook ha explicado en una declaración a EL PAÍS que la compañía cumple con la política de protección de datos de la Unión Europea. "Trabajaremos con la AEDP para responder todas las preguntar y resolver cualquier preocupación al respecto", ha asegurado un portavoz de la compañía.

Borja Adsuara, profesor, abogado y experto en protección de datos, explica que el principal problema es que WhatsApp cambió los términos y las condiciones de uso de sus servicios sin contar con un consentimiento expreso por parte del usuario. La compañía entendía que si, en las semanas posteriores a la actualización el usuario no manifestaba su disconformidad, este aceptaba los nuevos términos por omisión. “Así funcionaba antes, pero ya no. Con el reglamento único europeo de Protección de Datos que entró en vigor en mayo de este año es obligatorio tener el consentimiento expreso del usuario para poder usar sus datos”, explica. Además, Adsuara añade que este reglamento es de obligado cumplimiento en todos los países de la Unión Europea.

La AEPD trabajará en coordinación con las autoridades de protección de datos de otros países europeos como Alemania, Italia y Reino Unido

“Primero te tienen que informar de qué datos se van a compartir, cuánto tiempo los van a guardar y para qué los van a usar. Y con esa información, uno debe decidir si da su consentimiento o no”, explica Adsuara. El experto recuerda que Facebook no es un servicio gratuito, sino que se paga con los datos. Una solución al problema, según Adsuara, es confiar en las Agencias de Protección de Datos. “Su misión es leerse los términos y condiciones que todos firmamos sin leer. Además, las Agencias deben vigilar que las empresas no incluyan ninguna cláusula abusiva contra las que el consumidor no puede luchar”, dice. Adsuara explica la Agencia no solo debe vigilar que las empresas europeas cumplan la ley, sino también las estadounidenses que operan en Europa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información