Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Qué esperar de IFA 2016?

Android Nougat será protagonista de los nuevos móviles de Sony, Motorola y Huawei

La feria IFA se celebra hasta el domingo en Berlín.
La feria IFA se celebra hasta el domingo en Berlín.

Durante una semana al año Berlín, deja de ser un reducto alternativo y vivero de startups para convertirse en el escaparate de los móviles, pulseras inteligentes, tabletas, televisores y casi cualquier aparatos tecnológico que saldrá al mercado antes de Navidad. En IFA todo tiene cabida, desde la tecnología punta, a lavadoras y frigoríficos. Después de CES, la cita en Las Vegas que cada año muestra las novedades para primavera, IFA es el evento más relevante: 1.600.000 metros cuadrados dedicados a los últimos adelantos tecnológicos, 1.600 empresas y más de 240.000 visitantes son las cifras frías del encuentro.

Los protagonistas de la edición que abre sus puertas a mediados de semanas ya tienen nombre propio: Sony, Samsung y Huawei lucha por el trono del teléfono móvil. Solo una semana después se espera que Apple desvele una nueva generación de iPhone.

No es casualidad que Google libere la última versión de Android, la conocida como Nougat, turrón en español, pocos días antes del evento. Las estrellas de IFA funcionarán con este sistema. Se espera que Sony sea la primera en abrir fuego, con un terminal de alta gama de la línea Xperia. En el caso del fabricante japonés una excelente cámara, pantalla de gran definición y vida de batería notable son señas de identidad, queda la duda de si volverá a hacer aparatos sumergibles, pero el diseño cuidado es otra de las constantes en esta firma.

LG, también de origen coreano, sorprendió durante el Congreso Mundial de Móviles de Barcelona con un sistema de complementos modulares. No está claro si seguirán en esa línea en Berlín pero sí se espera o bien un terminal de pantalla curvada, o bien el LG V20.

Motorola, ahora propiedad del gigante chino Lenovo, mantiene un idilio con los consumidores gracias a su apuesta por una versión muy limpia de Android, sin apenas modificaciones con respecto a las directrices de Google, su anterior dueño. La línea E es la más modesta, G se dirige a un público que busca calidad sin hacer grandes desembolsos. X es la más sorprendente y experimental. Como en el caso de LG, apuestan por módulos que sirven para dotar al móvil de base con potencia o usos muy concretos. Los denominados Motopods pueden ofrecer mejor cámara, más batería, almacenamiento, altavoces... Las opciones son muchas y han acertado aliándose con otras marcas especializadas.

Al margen de experimentos en forma de impresoras de comida o drones con piloto automático, hay un aparato que quiere renovarse, la televisión

Huawei ha pasado de ser una desconocida a marcar el paso de la industria con estreno de procesadores de Qualcomm o estrenar un Nexus, una concesión especial de Google para crear el que consideran como patrón para el resto de móviles Android. Con una segunda marca, Honor, están haciéndose un hueco en la reñida gama media. Destacan por sus cámaras de fotos y sus casi constantes renovaciones de gama. Entre dentro de lo posible que durante IFA lancen el Mate 9, de 5,9 pulgadas y pantalla de alta definición.

Samsung será la otra estrella del encuentro, pero no se espera que llegue con un móvil, sino con un reloj avanzado. Tiene sentido porque hace pocas semanas desvelaron su Note 7, híbrido entre tableta y teléfono, pensado para el trabajo. Gear 3 es su verdadera joya para este encuentro. Con la incertidumbre de si habrá un nuevo Apple Watch o no sobre la mesa, Samsung mantiene sus esperanzas en un reloj de pulsera centrado en las actividades deportivas y el bienestar. Por parte de Motorola, pioneros con Android, llegará el Moto 360 3, una tercera generación con mejores ajustes y batería más duradera.

Fitbit, los verdaderos reyes del sector de los wearables, tendrá presentación de una nueva pulsera. No solo son los que más venden, sino los que ofrecen una experiencia más clara. Se centran en medir pasos, pulso, sueño y actividades deportivas. Su capacidad para crear grupo, para potenciar la experiencia social, todavía no tiene competencia. A medida que renuevan gama, pulen el diseño. No tienen las pretensiones de los relojes y ofrecen un precio mucho más ajustado.

Al margen de experimentos en forma de impresoras de comida o drones con piloto automático, hay un aparato que quiere renovarse, la televisión. Los Juegos Olímpicos y los mundiales de fútbol han sido los motores clásicos para que los hogares comprasen nuevas pantallas. Los de Tokio serán los primeros Juegos emitidos en 8K, la más alta definición conocida en el mercado de consumo hasta el momento. Las pruebas de emisión comenzarán en 2018. Sony quiere ser pionera con los primeros modelos en el mercado.

Más información