Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Pokémon Go’ ya puede descargarse en España para iPhone y Android

Nintendo ha revalorizado sus acciones un 93% desde el lanzamiento del juego

Un jugador usa su Pokémon Go en el mercado principal de pescado de Kuwait.

Pokémon Go, el juego para coleccionar las criaturas de Nintendo, escondidas en los lugares más recónditos, que ha revolucionado el mundo en los últimos días, ya puede descargarse en dispositivos iPhone y Android en España. Hasta este viernes no estaba disponible en la App Store ni en Google Play. Muchos jugadores, ansiosos por encontrar a Pikachu o Charmander en las calles, la habían piratedo en sus smartphones. La aplicación comenzó su exitosa andadura el pasado 6 de julio en Australia. Le siguió Nueva Zelanda y llegó a EE UU, donde inmediatamente pasó a  liderar la clasificación de descargas de juegos. La fiebre de los Pokémon ha llevado a la compañía nipona a revalorizar sus acciones un 93%.

¿Cómo se juega? El usuario descarga el juego en su móvil y se registra con su cuenta de Google. En el dispositivo aparece un mapa GPS, de Google Maps, en el que el usuario podrá ver por qué calles está caminando. Ahora ya está listo para salir a cazar estos falsos animales. En el nuevo juego es el usuario el entrenador que deberá caminar para toparse con una de las criaturas. Cuando el móvil vibra hay que mover la pantalla hacia arriba y abrir la cámara del smartphone, enfocar un lugar a su alrededor y allí estará el pokémon esperando a ser cazado.

En Pokémon Go, los jugadores de todas partes del mundo explorarán los lugares del entorno para encontrar y atrapar Pokémon salvajes escondidos entre ellos. Algunos aparecen en sus ambientes naturales, por ejemplo, los de tipo agua puede que aparezcan cerca de lagos y océanos. Una vez que los jugadores se hayan encontrado con uno podrán atraparlo usando la pantalla de su smartphone para lanzar una pokeball. Estas y otros objetos especiales pueden encontrarse en pokeparadas situadas en lugares interesantes, como instalaciones de arte, puntos históricos y monumentos públicos.

Más información